lunes, 2 de noviembre de 2015

UNA DE... Erratas y fallos garrafales en las entradas de las telenovelas (II)

¿Os imagináis una telenovela sin entrada? Claro que no. Ese minuto y medio de imágenes y música al principio o a la mitad del capítulo, según la productora, en el que desfilan todos los nombres de los actores y parte de los de aquellos que están detrás de cámaras.
Hay entradas buenas, malas y regulares. Y hay entradas que contienen grandes erratas a la hora de presentar a los actores que forman parte de la telenovela. Aunque no deja de ser preocupante, sí que puede resultar comprensible… Errar es de humanos, ¿no?
Tras el repaso el mes pasado de algunas erratas y fallos garrafales de las entradas de las telenovelas voy a repasar para vosotros otra tanda de erratas en entradas de telenovelas, como siempre, con un poco de humor…

-Martín Karpan
Imagino que Martín se tomaría con humor el haber visto su apellido mal escrito, realmente, sin posibilidad de pronunciación alguna, en la entrada de “El cuerpo del deseo” (Telemundo, 2005). En esta telenovela, un error del grafista convirtió a Martín Karpan en Martín Krpan. ¿Alguien se anima a intentar pronunciarlo? La errata se corrigió en la segunda y posteriores entradas de la telenovela.

-La Montserrat de Angelique Boyer
Si conocéis a alguna Montse o Montserrat, sabréis que a la hora de pronunciar el nombre pocas veces se pronuncia la ‘t’ o se pronuncia sin apenas enfatizar en ella (salvo en Cataluña, donde ocurre lo contrario, y  la marcan mucho).
El grafista de “Lo que la vida me robó” (Televisa, 2014) debió de haber escuchado una pronunciación que no enfatizaba la ‘t’ del nombre, porque, ni corto ni perezoso, señaló en la entrada que Angelique Boyer interpretaba a Monserrat. No se corrigió la errata.

-Lisardo
Debe ser algo triste que, tras más de diez años de trayectoria en México, un grafista se equivoque en tu nombre, cuando este es tu ‘nomen’ artístico. Eso fue lo que le pasó al gran Lisardo en la entrada de la telenovela “Esperanza del corazón” (Televisa, 2012). Se conoce que el grafista debía hacer ceceo y convirtió la ‘s’ del nombre del actor en una ‘z’ y, por ende, convirtió a Lisardo en… ¡Lizardo! La errata tardó en corregirse, pero se corrigió.

-Tali Duclaud
Un apellido difícil, pero, también hay que decirlo, los hay peores de escribir y pronunciar... Quizás por ello, y siguiendo las reglas fonéticas del francés, el encargado de rotular la entrada de “Pecados ajenos” (Telemundo, 2008), ni corto ni perezoso escribió uno para Tali Duclo. Duclo es como se pronuncia, más o menos, Duclaud en francés. La errata no se corrigió.

-Diego Amozurrutia
Aunque a mí no me lo parezca difícil de pronunciar o de escribir, entiendo que haya alguien a quien sí: al grafista de “Quiero amarte” (Televisa, 2013). La telenovela tuvo tres entradas y en las tres convirtió a Diego Amozurrutia en Diego Amuzurrutia. No sé si sería por eso o por otras razones, pero tras acabar la telenovela, Diego se acortó su apellido, pasando a ser conocido artísticamente como Diego Amoz.

-Luis Zelkowicz
Que el grafista se equivoque en el nombre o apellido de algún actor, pase. Pero que le invente un apellido al escritor de la historia es algo que ‘chirría’ un poco. ¿Qué pensaría Luis Zelkowicz al ver destrozado su apellido en la entrada de “Secretos del alma” (Azteca Trece, 2009), su propia adaptación de “Inés Duarte, secretaria”?
Hablo de destrozar porque un grafista convirtió a Luis Zelkowicz en Luis Zelkowiks.  

-Fernando Gaitán
De un escritor a otro, aunque este con un apellido tremendamente simple... Pero que se resiste a los mexicanos, que se empeñan en cambiárselo…
Entrada de “Cuando seas mía” (Azteca Trece, 2002)… Bajo el logo aparece, en la entrada, que esa es una historia original de… ¡Fernando Gaytán! ¿Qué necesidad hay de cambiar la ‘i’ por una ‘y’?
¿A que no adivináis cómo escribieron su apellido cuatro años después, en “La fea más bella” (Televisa, 2006)? Efectivamente… ¡Otra vez Fernando Gaytán! En ninguna de las dos entradas se corrigió el error.

-Harry Geithner
Acabo con otro actor con un apellido no muy difícil que se vio tremendamente destrozado en la entrada de “Hasta que el dinero nos separe” (Televisa, 2009). Hablo de Harry Geithner, a quien en esta telenovela de Emilio Larrosa un inexperto grafista bautizó como Harry Gaithner.  
La errata se corrigió un par de meses después de comenzar la telenovela.

Más, para otra ocasión. 

2 comentarios:

tessa dijo...

Como te fijas. Estas al loro!! Que se dice. Sabes cual es el truco para que no lo veamos tanto: son las canciones tan pegadizas que ponen y mientras pasan los nombres y no nos enteramos. En la unica que me fijé era en la Montserrat de Angelique Boyer. Y en efecto vi que faltaba la "t" pero fue porque mi hermana se llamaba asi. Y donde yo vivo es nombre normal. Sigue asi de eficaz. Muchos saludos

Gafemo (Hablemos de telenovelas) dijo...

No puedo evitarlo. Lo veo todo, aunque nos intenten 'disuadir' con sus canciones pegadizas. Lo de Montserrat en "Lo que la vida me robó" es algo imperdonable, teniendo en cuenta que el nombre es del personaje y que aparecería en guiones, dossieres de prensa, en la propia web de la telenovela... Que no se dieran cuenta y lo escribieran sin la 't' en la entrada me pareció como para ir a pegarles.