lunes, 18 de enero de 2016

TELENOVELAS ESPAÑOLAS: "El secreto" (TVE, 2001)

Pocos meses después del final de "Calle Nueva", en enero del 2001, llegaba a TVE algo curioso… “El secreto”, una telenovela producida por Euro Ficción S.L (después llamada Europroducciones S.L.). en colaboración con TVE y con la participación del gigante mexicano Televisa, que, para la ocasión, aportaba tres cosas:
-Un guión: la telenovela era una versión libre de la mexicana “Retrato de familia”, producida por la propia Televisa en 1995.
-Varios actores, entre ellos, el protagonista, al que dio vida Eduardo Capetillo, o la mismísima Yadhira Carrillo, con un papel de villana.
-Gran parte del equipo técnico. Carlos Moreno Laguillo fue uno de los productores ejecutivos de la telenovela. Le acompañaron otros mexicanos que luego se convirtieron en piezas clave de su equipo de producción, como Israel Jurado o Hilda Santaella.

La telenovela tenía un punto de partida muy interesante: un joven cirujano mexicano (Eduardo Capetillo) llega a las vidas de la familia Montalbán, liderada por Elena (Lola Forner), una mujer mayor que él, casada y con tres hijos, cuyo matrimonio con Juanjo (Manuel Navarro) se viene desmoronando desde hace tiempo. Fernando y Lola se enamoran nada más verse, pero, por azares del destino, Fernando comienza una relación con Virginia (Lorena Bernal), la hija mayor de Elena, lo que complica todavía más las cosas entre ellos. Por supuesto, no podían faltar los villanos, como Mercedes (Cristina Higueras), la malvada hermana de Elena; Dña. Gloria (Mabel Karr y, tras su muerte, Claudia Gravi), la madre de ambas, que sin ser villana propiamente dicha, se encargaba de armar alguna y la propia Virginia, que, sin embargo, se redime conforme avanza la telenovela.
Las historias de los hijos de Elena, interpretados por Fernando Díaz y Verónica Jiménez, o el regreso del hermano gemelo del marido de Elena, Alberto, eterno enamorado suyo, eran otras de las tramas sobre las que se sustentaba la historia.
“El secreto” funcionó y nos tuvo enganchados a casi tres millones de espectadores. Como siempre, las historias que funcionan se estiran, y tras una temporada que tuvo unos 110-120 capítulos (se emitió desde finales de enero y hasta finales de junio del 2001) y que podía haber tenido un final cerrado, se optó por alargar la serie por una segunda temporada que se estrenó en septiembre de aquel año y que terminó el 31 de diciembre de 2001. Pese a que la audiencia respondió casi tan bien como con la primera parte, TVE y sus creadores decidieron ponerle punto y final: tenían otro proyecto en mente, del que os hablaré otro día, y había que terminar “El secreto”.
Tuvo un final cerrado, tras 191 capítulos y en general dejó un buen sabor de boca. Había una especie de ‘división’ entre los fans, ya que unos éramos partidarios de que Fernando se quedase con Elena y otros lo querían con Virginia. Creo que los que la hayáis visto entenderéis por qué digo que la telenovela debió haber terminado, con final cerrado, en junio de 2001, sin esa segunda parte que hubo ‘a posteriori’. Es decir, un final más del estilo del de “Retrato de familia”, en el que los equivalentes a Elena y Fernando terminan juntos. Pero claro, esto lo digo yo, que era ‘elenista’… Seguramente un ‘pro Virginia’ estará encantado con el final que le dieron a la telenovela.
Sea como fuera, “El secreto” valió también, en cierta forma, para que tres de sus actores dieran el salto al otro lado del charco siete años más tarde, de la mano de Carlos Moreno, para “En nombre del amor”: Luis Hacha (Iñaki), Lola Forner (Carmen) y Manuel Navarro (Alonso). Mientras que Manuel se quedó por allí, y lleva años haciendo las Américas, con telenovelas, películas y obras de teatro, especialmente en Colombia, de Lola Forner no se volvió a saber nada, como os comenté hace unos meses. Luis ha seguido trabajando en España, pero enfocado al cine y al teatro. 

1 comentario:

tessa dijo...

Ahora que he visto la foto de Eduardo Capetillo, me doy cuenta que yo lo conocí en Soy tu Dueña
Estas series españolas no las miraba. Yo me enganche y mucho a Yo soy Bea la de tele 5. Y de las de fuera empeze con Gata Salvaje que alucinaba de Mario Cimarro tan alto y tan guapo y la Favela y la Sousa. Todos parecian fabricados de tan apuestos.
Y a partir de aqui aqui estoy. Bastante enganchadita jaj. Hasta otra. Saludos