jueves, 12 de noviembre de 2015

CRÍTICA: "Caminos de Guanajuato" (Azteca 13, 2015)

“Gran reserva” tuvo unas excelentes críticas (y audiencias) en España. Sin embargo, yo no la vi y siempre me quedó la ‘espinita’ de no haberlo hecho. Cuando supe que Azteca Trece trabajaba en un ‘remake’ en versión telenovela, me alegré muchísimo. Cuando más tarde me enteré de que estaría comandado por parte de los responsables de la original, me alegré todavía más… Había que verla. A ello me puse a mediados de agosto, terminándola dos meses más tardes.

SINOPSIS y PERSONAJES:
“Caminos de Guanajuato” (también conocida como “Catando el corazón” u “Olvidé que te quería”) es una combinación apasionante que nos adentra en la lucha entre nuevos productores de vinos y gente de la ‘vieja escuela’, entre grandes y pequeñas empresas, entre enamorados de la tierra y empresarios… Una lucha en la que, de una u otra forma, todos tendrán que posicionarse.
*Logotipo de la telenovela.
La familia Coronel, encabezada por el patriarca, D. Melchor (Álvaro Guerrero) convive en equilibrio con la familia Rivero, liderada por D. Alonso (Rodolfo Arias). Para los primeros, el vino es un lucrativo negocio; para los segundos, las viñas y las tierras son una forma de vida. Pese a sus diferencias, ambas familias viven en un equilibrio que se rompe de forma drástica cuando alguien intenta asesinar a Gilberto (Erik Hayser), el primogénito de los Coronel, y expareja de Florencia (Iliana Fox), la hija de los Rivero.
Aunque el joven sobrevive, pierde la memoria, y eso provoca que el mundo de unos y otros cambie para siempre.
Dos familias como protagonistas y un escenario: los viñedos guanajuatenses, que serán testigos de amores imposibles, mentiras, traiciones, celos, ambición…

DATOS y TRAILER:
90 capítulos de 45 minutos. México, 2015 (Azteca Trece). Productor: Javier Pons.

ACTUACIONES:
“Caminos de Guanajuato” tiene un elenco pequeño pero muy bien escogido. Es uno de los puntos a favor de la telenovela.
*Erik e Iliana, Gilberto y Florencia en la historia.
Comenzando por Erik Hayser, debo reconocer que me ha convencido mucho más como Gilberto de lo que hace unos meses me convenció como Daniel (en “Los Miserables”). Erik se muestra mucho más cómodo con este personaje, al que lleva de una forma muy natural, pese a las distintas fases por las que atraviesa en la historia.
Su compañera en esta aventura es Iliana Fox. La recordaba muy vagamente de “Cuando seas mía”, pero nunca la había visto como protagonista. Me ha gustado como Florencia y, al igual que Erik, la he visto bastante natural. Si bien el amor no es el eje central de la historia y Erik e Iliana tienen muy pocas escenas de amor y pasión, sí que les he visto cierta química en las pocas escenas de ese tipo que ha habido.
*Álvaro Guerrero es Melchor Coronel.
La telenovela se la lleva, sin duda alguna, Álvaro Guerrero, que interpreta a Melchor, el patriarca del clan Coronel, un personaje extremadamente calculador y frío pero también irónico y hasta, a veces, un poco payasete. Álvaro está de matrícula de honor y se ve que se lo pasa de vicio interpretando a Melchor. No sé cómo lo habrá hecho Emilio Gutiérrez Caba en “Gran reserva”, pero aquí Álvaro ha brillado con un personaje extremadamente complejo y con un objetivo claro en la vida: mantener unida a su familia y conservar el poder en las bodegas a como dé lugar.
La telenovela cuenta también con Dolores Heredia que interpreta a Magdalena, la madre de los Rivero. No la conocía, pese a su extensa trayectoria, y me ha gustado mucho cómo ha hecho a Magdalena, una mujer fuerte, capaz de sobreponerse a cualquier cosa. Me quedo también con el dulcísimo tono de voz que tiene Dolores y que ha impregnado en Magdalena.
La familia Rivero se completa con Claudio Lafarga, Darío en la historia. No sé por qué, pero me costó verlo en otro personaje después de haberlo visto como el doctor Gonzalo en “Los Miserables”. Es algo que no me pasó con Erik, pero sí con Claudio. Tardé en cogerle el puntillo al personaje y finalmente Claudio logró convencerme como Darío e hizo que me olvidara del doctor Mallorca. Ha hecho un buen trabajo, aunque su personaje en la última etapa de la historia parece solamente un relleno.
*Fabián Corres es Pascual Coronel.
Vistos los Rivero, toca hablar de los Coronel y sus parejas…
El mayor de los Coronel es Pascual, un personaje interpretado a la perfección por Fabián Corres. Se trata de la antítesis de Melchor; es un buenazo y un apasionado de las vides que encajaría mejor en la familia Rivero que en la Coronel. Su pareja en la historia es Cinthia Vázquez, que interpreta a Sonia, y que es todo lo contrario al pobre de Pascual: una mujer manipuladora, frívola y capaz de todo por cierta posición social y algo de la fortuna de los Coronel. Me encantaron ambos personajes y cómo se va desarrollando su historia. De Sonia me quedo también con los rifirrafes que mantuvo con su suegro Melchor. Épicos.
El otro hijo varón Coronel es Rómulo, interpretado por Alberto Guerra. Me costó pillar el puntillo al personaje, al igual que a Alberto, pero finalmente acabé entiéndolo igual que él acabó realizando un muy buen trabajo, con el personaje más humano de la historia, en el sentido de que es capaz de equivocarse varias veces y arrepentirse y tratar de enmendar sus errores.
*Vanessa Acosta y Marco Pérez, Alba y Alfredo. 
Entre medias de los hijos varones está Vanessa Acosta, de regreso al género tras nueve años de ausencia. Interpreta a Alba Coronel, una mujer casi tan buena como Pascual pero bastante más ingenua, a la que los golpes de la vida la hacen espabilar. Es otro personaje que me ha gustado mucho, especialmente cuando se juntaba con Marco Pérez, quien interpretó a Alfredo, su marido. Alfredo es otra delicia de personaje. Otro malo, pero un malo simpático y hasta torpe, que actúa como actúa solo para ganarse la simpatía de su suegro y algo de poder en la familia. Al final se le coge hasta cariño. Marco se ha lucido interpretando a Alfredo, del que también me quedo con sus riñas y discusiones con Melchor. 
El buen casting ha hecho que se haya conseguido una excelente química entre los hermanos Coronel y en las relaciones con su padre. Realmente parecen hermanos, algo complicadísimo de conseguir y que hacía mucho que no veía.
*Alejandra Lazcano  junto a Erik Hayser.
En el elenco encontramos también a Alejandra Lazcano, como María Clara, la mujer ( luego exmujer) de Gilberto. Quizás ha sido el personaje que más me ha desconcertado, ya que pasa por muchísimas etapas. He disfrutado viendo a Alejandra en la primera etapa, en la que María Clara sufre un durísimo revés que ella transmite al espectador de una forma excepcional y en la última, en la que se nos muestran las verdaderas razones del actuar de María Clara e incluso yo mismo llegué a sentir lástima por ella. Otro nombre a destacar es el de Emilio Guerrero, como el comandante Chavero, el policía del pueblo y casi un miembro más de la familia Coronel, como en más de una ocasión le comenta en tono jocoso Melchor. Es otro personaje con el que disfruté mucho, en particular con su pericia y sus conjeturas a la hora de tratar de resolver los muchísimos casos que le llegan a lo largo de la historia. Buen trabajo también el de Sylvia Sáenz, como la temible y temida abogada Olivia Peñalosa (aunque siento que su personaje pudo haber dado más juego en la historia). Entre los personajes que están solo en parte de la historia, destaco varios: Nahuel Escobar, como Manuel (un personaje cargado de misterio que llega hacia la mitad de la historia); Claudia Lobo, con un personaje que bien podría ser visto como la versión femenina de Melchor Coronel (no diré más); Pía Watson (como Julia, una joven que tiene también mucha cola que le pisen); Israel Amezcua (Ramón, otro personaje cargado de secretos) y Georgina Taboada (Elvira, la secretaria de los Coronel en parte de la historia. Me dio muchísimo gusto volver a verla después de años sin saber nada de ella). Un gusto también ver a Rafael Sánchez Navarro, aunque solo fuera en una participación especial.

TRAMAS:
“Caminos de Guanajuato” es una fiel adaptación de “Gran reserva”. Aunque no vi la serie original sí que fui leyendo resúmenes de los capítulos para ver la correspondencia argumental entre ambas y puedo deciros que un capítulo de 75-80 minutos de “Gran reserva” son dos de 40-45 minutos de “Caminos de Guanajuato”. De hecho, en “Caminos de Guanajuato” se perciben clarísimamente los finales y transiciones entre las tres temporadas de trece capítulos y los tres capítulos finales que componen “Gran reserva”.
Dicho esto, voy a las tramas propiamente dichas… “Caminos de Guanajuato” no es una telenovela romántica. Es una telenovela cargada de misterios, secretos y hasta un cierto punto de suspense. Las tramas amorosas están ahí, pero en un segundo plano.
*La familia Coronel, reunida en su bodega.
No es una telenovela de esas en las que nos lo dan todo ‘masticado’, para que nos sentemos sencillamente a disfrutar. No. Aquí nos sentamos a disfrutar pero dando vueltas a lo que vemos y a lo que nos cuentan. Hay algunas tramas deliciosamente enrevesadas, que cuando se resuelven te dejan con cara de sorpresa, y hay otras más livianas, para compensar. Hay tanto misterio que a mí me costaba mucho ver más de dos capítulos al día, porque necesitaba asimilar lo que iba ocurriendo para montarme yo mi propio esquema mental a la hora de tratar de resolver cada cosa.
La historia comienza con un intento de asesinato y un ‘flashback’ de un par de capítulos en el que conocemos cómo era el protagonista y las vidas de todos antes de ese intento de asesinato. A continuación, la trama sigue su curso, con un protagonista amnésico que permanece así durante toda la historia, haciéndose muchas preguntas sobre su pasado, que dan pie, precisamente, a que comiencen a revelarse los secretos ocultados por su familia. La telenovela transcurre en un marco temporal de dos años, más o menos, y nos muestra también las relaciones personales y sentimentales que cada uno de los Coronel y de los Rivero mantienen. De esas historias, creo que ya lo comenté en el apartado anterior, me quedo con la de Pascual y Sonia y la de Alba y Alfredo. Dentro de ellas, además, surgen diversas tramas de misterio que mezclan a su vez mentiras y engaños que casi siempre giran o terminan en torno a una persona: Melchor Coronel.
*Foto de familia de los Rivero.
El ritmo narrativo es muy bueno y todo se resuelve a su debido tiempo, llegando a un final correcto en el que casi todos los cabos quedan atados. Y digo casi todos, porque hay uno muy importante que no: nadie llega a saber, aunque en el fondo yo creo que todos lo imaginan, del crimen que más ha dolido a Melchor. No voy a hacer ‘spoiler’, porque es algo fuerte, pero quienes hayan visto la telenovela sabrán a qué me refiero.
Del final, confieso que no me gustó que la historia terminase en la típica y consabida boda entre los protagonistas. Creo que una telenovela como esta merecía otro final (un epílogo del protagonista, por ejemplo), pero no este, tan trillado y propio de otro tipo de historias.
Argumentalmente, “Caminos de Guanajuato” tiene también algunos fallos… El primero, que Melchor cumple 60 años al poco de comenzar la historia (con lo que habría nacido en 1954), pero más adelante se habla de un robo acontecido en la casa en 1968 y él, para esa fecha, ya estaba casado. Una de dos, o los guionistas se equivocaron con la edad de Melchor, o él se casó muy pero que muy joven.    
El segundo de los fallos pasó por ‘olvidarse’ de un personaje que creo que pudo haber dado mucho juego: una anciana, con alzhéimer y en silla de ruedas, madre biológica de Pascual, que apareció en algunos capítulos pero de la que no se supo nada más. Precisamente eso es algo que también ocurre con Javier Zamora, un crítico que acaba en la cárcel por culpa de los Coronel y del que tampoco vuelve a saberse nada a lo largo de la historia, pese a que en “Caminos de Guanajuato” hay varios personajes que van y vienen y se tiran unos cuantos capítulos sin aparecer.
Aplaudo, por último, que Melchor Coronel sea un hombre que cocina y que no tenga la típica sirvienta con uniforme para hacerlo. Hace siglos que no veía algo así en una telenovela mexicana.

MÁS COSAS:
La realización de la telenovela es impecable y los exteriores son de diez, en particular los extensos campos de vides que se muestran en prácticamente todos los capítulos de la historia, convirtiéndolos casi en un personaje más. En relación con el vino, eché en falta que se nos explicara un poco más el proceso de creación del mismo (sin ir más lejos, se habla en varias ocasiones de la vendimia, pero no se nos muestra cómo se hace).
*Los viñedos son un personaje más de la historia.
También en relación con el vino, quiero felicitar tanto a los Rivero como a los Coronel por lo limpias que tienen sus bodegas. Yo no tengo una bodega, sino un lagar (producción de sidra a partir de manzanas), y me gustaría pedirles consejo sobre cómo consiguen tener las barricas tan impolutas, sin una sola tela de araña y sin una mota de polvo. Es complicadísimo tener tal limpieza en lugares tan oscuros como las bodegas o los lagares.
Me han gustado mucho también los exteriores rodados en el estado de Guanajuato y el ver cómo se han ensalzado muchos productos de su gastronomía y algunos lugares con interés cultural. Un aplauso también por haber rodado parte del primer capítulo en Buenos Aires y no en cualquier sitio de México simulando ser Buenos Aires.
En lo que a música se refiere, la canción de entrada (“El último trago”, versionada por Concha Buika) es una canción que va como anillo al dedo a la historia y le da un toque distinto, desde el principio, a la telenovela. Junto a esta, se escuchan también algunas canciones de Concha Buika en puntos concretos de la historia. Sobre los ‘soundtracks’, nada que objetar.
*Elenco, al completo, en la presentación de la telenovela.
Respecto de los decorados, están bien pero son pequeños. Me explico… Cualquiera que vea la casa Coronel se percatará de que lo de dentro, que se nos muestra con decorados, es extremadamente pequeño, más propio de una casa la mitad de pequeña que la que se usa en la historia como vivienda de los Coronel. Lo mismo puede aplicarse a la casa Rivero, de la que solo se nos muestran una pequeña cocina y el patio. Los decorados de las oficinas Coronel son quizás los que mejor están hechos.
Sin salirme de la ambientación, me ha gustado mucho que se muestren los logos y las marcas de los coches. Es una tontería, que no suele hacerse por temas de publicidad, y que en la competencia ‘ocultan’ creando malamente sus propias marcas para los coches. Se agradece ver el logo de Wolkswagen en el coche de Gilberto, el de Ford en el de Alfredo o leer Honda en un ‘buggy’ que usan los Coronel para moverse por las viñas.
Por último, un detalle sobre el lenguaje de los personajes… Felicito a los guionistas por haber incluido palabras malsonantes y a Azteca 13 por no censurarlas (como sí hacen otras productoras). Me ha alegrado escuchar palabras como el verbo ‘joder’ en varias ocasiones, debidamente conjugado. Puede parecer que no, pero estos pequeños tacos o palabrotas le dan todavía más realismo a la historia. Si en el día a día todos los usamos, como parte de nuestro lenguaje, ¿por qué no pueden escucharse también en el lenguaje de los personajes de las telenovelas?  

Concluyo… Una buena adaptación de “Gran reserva”, con tantos misterios, secretos e intrigas como su original, contada a buen ritmo y con unas actuaciones magníficas entre las que destacan los malos y, en particular, Melchor Coronel (Álvaro Guerrero).

-PUNTUACIÓN FINAL: 9-

5 comentarios:

Juan José dijo...

No es la primera vez que `` Gran Reserva ´´ ( no la vi en TVE ) se adapta para telenovela ( así lo hicieron en Chilen llamándola `` Reserva de familia ´´ ) , pero sí me ha interesado esta versión de la historia . Una sorpresa ha sido ver a Alejandra Lazcano haciendo de la villana ( la recuerdo de sus protagónicos en `` Acorralada ´´ y `` Poble diabla ´´ ) . Ojalá haga más .

Lo único que no me ha gustado ha sido que el protagonista ( Erik Hayser magnífico en esta novela y en `` Los miserables ´´ ) sufriera de amnesia toda la historia . ¿ No podía haberse recuperado hacia la mitad y después ( algo también típico en el género con otras dolencias ) que fingiera no recordar para desenmascarar a sus enemigos ? Eso le hubiera dado un toque de intriga a la trama en plan cometo un error y alguien me descubre antes de tiempo .

Un detallito por si no lo sabías , Gafemo ... Justamente en TVE hicieron una secuela en telenovela dela serie que fue `` Gran Reserva , el origen ´´ ( la terminaron cancelando , lástima ) , y en `` Caminos de Guanajuato ´´ podían haber cogido algunas escenas y meterlas como flashbacks del pasado de los personajes . Saludos .

tessa dijo...

Muy buena critica y muy sincera. No vi GranReserva pero si hacen esta ya se de que va. Tambien comparto tu opinion del actor Erik Hayser aqui no se, pero en Los Miserables no lucia tanto como Aracely, ell brillaba mas. A lo mejor era po edad. A ver si les da por hacer la version de Velvet que me encanta. En telenovela estaria "padre" saludos

Gafemo (Hablemos de telenovelas) dijo...

Buenas a tod@s...

Juan José... Coincido contigo en lo de Alejandra Lazcano. Lo de la amnesia de Gilberto fue algo que me trajo de cabeza toda la telenovela... Si todo el mundo mentía y en esa familia había tantos secretos, ¿quién quitaba de que Gilberto en realidad no estuviera amnésico y estuviera fingiendo? Llegué a planteármelo seriamente cuando, dos días de salir del hospital, se le ve conduciendo tan tranquilamente. Pero tal y como lo llevaron, ha quedado bastante bien, con los tiempos adecuados para que tanto él como nosotros descubriéramos grandes incógnitas como quién había matado a Alonso Rivero.
Sobre "Gran reserva, el origen", recuerdo haber visto algunos capítulos. No estaba mal, pero hubo un problema... La estrenaron cuando "Gran reserva" ya había terminado y en una franja muy complicada para TVE. Si hubieran apostado por ella cuando "Gran reserva" estaba en su primera o segunda temporada, igual le hubiera ido mejor, a modo de complemento de la serie. Y ya que hablas de los 'flashbacks', creo que son lo único malo que tiene "Caminos de Guanajuato". Hay uno que es la bomba y que tengo pendiente para la sección de los 'gazapos'. Estaban muy descuidados.

Tessa... Erik está genial aquí. Es un personaje con el que se le ve disfrutando muchísimo, con sus luces y sus sombras. No descartes la versión telenovela de "Velvet". Ahora que Televisa se ha animado a hacer la de "Gran hotel", si funciona, seguramente irán a por "Velvet", "Seis hermanas" o cualquiera de las series de época producidas por Bambú en los últimos años.

Amaya dijo...

Hola Gafemo, me alegro que te haya gustado la novela. Yo sí vi "Gran reserva" que me pareció fascinante y está entre mis series favoritas, por eso me animé a ver este remake aunque con alguna reseva...pero fue grata y positiva,la verdad es un calco de la original, pero aquí se nota que es mexicana y algunas tramas son más light que las españolas, por ejemplo las escenas de sexo. Respecto a los exteriores son una maravilla y los actores hacen un trabajo de 10. Un personaje con el que disfrute mucho fue Alfredo o Freddy era un villano con un toque de humor en la que me sacaba en muchas ocasiones unas risas lo mismo que el gran Melchor Coronel. En definitiva estoy de acuerdo con tu sobresaliente, una novela llena de misterios que te dejaban más de una vez pensando lo acontecido. Como apreciación diré que en la original no hay boda de los protagonistas en el final de la novela, pero ya sabemos que los mexicanos para esto son muy clásicos. Un saludo

Gafemo (Hablemos de telenovelas) dijo...

Hola, Amaya.

Alfredo y Melchor eran geniales por separado, pero juntos eran la bomba. Esa última escena juntos, con Melchor ya enfermo y sin poder moverse y Alfredo llamándole 'chueco' y 'chuequito' fue tremenda. Lo mismo digo de todos esos rifirrafes que tienen a lo largo de la telenovela y de esas dos o tres enajenaciones de Alfredo en las que imagina/sueña que se carga a su suegro.
Me imaginaba lo del final. Es que no pega nada un final con boda en una historia como esta... No entiendo por qué, si fueron tan fieles en adaptar, no adaptaron también eso.
En general, para mí, de lo mejor de este año.

Un saludo,