miércoles, 20 de mayo de 2015

HOY EMPIEZO A VER... "Yo no creo en los hombres" (Televisa, 2014-2015)

En el momento en el que muchos de vosotros estéis leyendo estas líneas yo estaré viendo el final de “Los Miserables”, a mi ritmo (la idea era verla a ritmo de Nova, pero me he adelantado). ¿Qué pasa cuando una telenovela se acaba? Pues que hay que buscar otra… Hoy comienzo a ver “Yo no creo en los hombres”.
Quien dice hoy, dice comencé a verla hace dos días, pero por cuestiones de organización de mi caótica vida, no he podido hacer el habitual ‘post’ de impresiones y expectativas que hago siempre que empiezo a ver una telenovela.
He elegido “Yo no creo en los hombres” por las siguientes razones:
-Las críticas. Los verdaderos expertos en telenovelas (y no aficionados como yo), han elogiado esta adaptación de la telenovela homónima producida por Televisa en el ya lejano 1991. Un buen guión, personajes ‘redondos’ con los que el espectador empatiza, y una producción impecable son algunos de los atractivos que destacan de esta telenovela. En alguna página he leído que está al tú por tú con “El color de la pasión”, que, como sabéis, me encantó.
-El elenco. Adriana Louvier me parece una de las grandes actrices de esta nueva ‘hornada’ que está presentando Televisa (junto a Esmeralda Pimentel y Ana Brenda). A ella hay que sumarle Flavio Medina, que me encantó en “Quiero amarte” y en “Amor bravío”. Junto a estos dos, debo destacar la larga lista de primeros actores y actrices que encontramos en esta telenovela: Rosa María Bianchi (de vuelta al género después de “La fuerza del destino”), Luz María Jerez, Alejandro Camacho, Azela Robinson Juan Carlos Barreto…
-La productora. Todo el mundo habla elogia a Giselle González. Es la primera telenovela que hace en solitario y va a ser la primera que vea suya, ya que no vi ninguna de las que hizo junto a Roberto Gómez (me quedó la espinita de “Para volver a amar”, después de las buenas críticas que tuvo y su éxito en México).
-Abogado. Que el protagonista sea un prestigioso abogado, hijo de un referente en el mundo judicial, es otro atractivo más, al menos para mí, que me encanta el mundo jurídico e ir conociéndolo a nivel de México a través de las telenovelas. La pega es que el protagonista sea Gabriel Soto, que donde todo lo más que me convenció fue en “La fuerza del destino”, especialmente con la segunda ‘parte’ de su personaje (quienes la hayáis visto, sabréis de que hablo).
Como siempre, aprovecharé todo lo que pueda esta telenovela para ‘gazapos’, ‘reutilizandos’ y lo que surja. Espero en un par de meses hacerle la crítica oportuna.

2 comentarios:

QUIKE dijo...

Que buenísima elección, a sido una gran telenovela, a mi me sorprendió para bien la evolución de algunos personajes

Disfrutala!!!!

Amaya dijo...

Es una gran novela, a mí me ha encantado,el elenco genial y las situaciones son tan reales que en muchas ocasiones te identificas con muchas de ellas.....Yo intenté encontrar algún cazapo pero no lo conseguí. Esperamos tus comentarios y sobre todo a disfrutarla!un saludo