jueves, 10 de marzo de 2016

ACTORES OMNIPRESENTES: Alan del Castillo

Hay actores que no paran y que encadenan telenovelas y telenovelas sin descanso. Actores que se encargan de realizar, en la mayoría de las ocasiones, pequeños papeles de jueces, policías, abogados, doctores… Papeles que les sirven para tener un dilatado ‘curriculum’ y para que los espectadores nos quedemos con sus caras, sin saber, muchas veces, sus nombres.
Uno de esos ‘actores omnipresentes’ es Alan del Castillo, un actor mexicano que en solo dos años ha aparecido en nada más y nada menos que trece telenovelas, cambiando incluso de productora.
Debutó en el género con “La impostora” (Telemundo y Argos, 2014), interpretando a Chascón, un personaje que salía en solo tres capítulos. De ahí dio el salto a otras dos producciones del dueto Telemundo y Argos, rodadas en 2014: la segunda temporada de “El Señor de los Cielos” (como Pinto, en cinco o seis capítulos) y “Los Miserables” (apareciendo en dos episodios).
Dejó momentáneamente a Telemundo y Argos para pasarse a la competencia de la mano de Televisa, con la que en 2014 rodó “La Malquerida”, con un personaje de mayor peso: Efraín. A continuación se convirtió en el guardaespaldas de Blanca Soto en la primera temporada de “Señora Acero”, coproducida por Telemundo y Argos ese mismo año.
Empezó el 2015 volviendo a Televisa en calidad de detenido, en “Muchacha italiana viene a casarse”, a la que siguió “La sombra del pasado”, en la que interpretó durante dos episodios a un delincuente. Tras ello se convirtió en un pescador en “Lo imperdonable” y en un cómplice de los saqueadores de gasolina en “La vecina”. Paralelamente a ambas también hizo acto de presencia en “Amor de barrio”, como Bouncer Luciérnaga.
En la segunda mitad del año no rebajó su carga de trabajo. De hecho lo vimos como camarero en “A que no me dejas”, como inspector en “Antes muerta que Lichita” y como un agente judicial en “Pasión y poder”.
Y su trabajo no solo se ciñe a la televisión. En estos dos últimos años, Alan ha hecho apariciones esporádicas en seis películas, más de veinte cortometrajes y cinco obras de teatro.
Como veis, un actor joven, que como quien dice acaba de empezar en esto, y que, a base de pequeños trabajos ha conseguido labrarse un ‘curriculum’ extenso y, lo más importante, que el público se quedara con su cara. Y desde ahora, gracias a este ‘post’, también con su nombre.


1 comentario:

rocio dijo...

Ola Gafemo!si te digo la verdad a pesar de tener ya un curriculum amplio pues no me suena jj
Pero es un caso que se puede decir que aprovecha el tiempo y las oportunidades