lunes, 25 de junio de 2018

PRIMER VISTAZO: La bella y las bestias (Televisa y W Studios, 2017-2018)

El pasado 12 de junio Univisión estrenaba La bella y las bestias, su nueva apuesta, una producción de Televisa y W Studios. Se trata de una historia original de Juan Camilo Ferrand, guionista colombiano de cuya pluma han salido historias como El cartel, Las muñecas de la mafia o La fiscal de hierro. Esmeralda Pimentel y Osvaldo Benavides protagonizan esta telenovela:

El primer capítulo busca que el espectador conozca a los personajes, entrando ligeramente en materia, pues al final sucede algo que será parte del detonante de la acción, de aquello que va a centrar la historia.

La impresión que me ha dado este primer episodio es que estamos ante una actualización de Romeo y Julieta, el clásico de clásicos. Dos familias enfrentadas, los León y los Quintero, y dos jóvenes que se enamorarán aunque de momento no se conocen. Los León son un matrimonio con una hija veinteañera, Isabela, a la que da vida Esmeralda Pimentel. Enrique (Alejandro Ávila), su padre, es un importante policía que lleva años persiguiendo a Armando Quintero, un corrupto que lava dinero a través de un casino, entre otras hazañas delictivas. Tras un golpe en el que Quintero pierde mucho dinero, este ordena que maten a los León, algo que comienza a ocurrir en los últimos minutos de este primer capítulo. Ari Telch tiene todo a su favor para regalar al público un gran villano, de los malos malísimos de toda la vida. Quintero es padre de dos hijos: la alocada Emilia (Macarena Achaga), una joven alocada y divertida y Juan Pablo, el protagonista de esta historia, interpretado por Osvaldo Benavides. Juan Pablo es un muchacho noble que rechaza seguir los pasos de su padre y, por lo que he leído en la sinopsis, se convierte en policía, enamorándose de Isabela.

La telenovela tiene un buen casting que se apoya en otros nombres como los de los socios de Armando, entre los que se encuentran Aylín Mújica, como La Madame, un personaje con el que tiene todas las papeletas para brillar una vez más como villana; Sebastián Martínez, como El Colombiano, que me recordó en cierta manera, por su tono de voz, a su personaje de El Primo en la segunda temporada de La querida del Centauro  o Arturo Barba, que interpreta a Emanuel, un infiltrado de los Quintero en la familia León. Por cierto, me ha gustado mucho volver a ver a Lorena Meritano, aunque solo tenga una participación especial en esta historia.

El capítulo tiene un ritmo correcto, en el que todo ocurre de manera lineal, sin flashbacks ni anticipos de lo que pueda venir. Cumple con su propósito de presentar a los personajes y de dejar al espectador con la curiosidad de saber qué va a pasar después de la muerte de la esposa de Enrique León.

La realización es muy buena, apostando por un despliegue de medios que se ve en las numerosas tomas desde un helicóptero que se emplean para mostrar la trampa que Enrique tiende a Quintero y sus mafiosos y con la que consigue arrebatarles una jugosa cantidad de dinero. Cuenta también con mucho exterior y, en la línea de este tipo de historias, fruto de coproducciones, abundan las casas reales y escasean los decorados.
No me convence, eso sí, que presenten a Esmeralda y a Osvaldo como dos jóvenes universitarios con looks muy de hace ocho o diez años, pese a que en ningún momento se señala que este primer capítulo transcurra hace algunos años. Por lo que he leído en la sinopsis, habrá un salto temporal, pero supongo que lo darán con base en el presente en el que se ambienta este episodio. 

Voy a dejarlo aquí, porque mi intención es verla, aunque no sé cuándo, con lo que ya habrá ocasión de hablar largo y tendido sobre esta historia. Digo que no sé cuándo, por un motivo: no quisiera verla en la forma en la que la vaya a emitir Univisión. En esta cadena se llevan los recortes y, al menos en las telenovelas que yo vi tal y como se emitieron en ella, se mutilaban escenas de todo tipo, tuviese o no éxito la telenovela a la que pertenecían. Esa tendencia al recorte podría verse incrementada por el hecho de que La bella y las bestias está grabada en su totalidad (comenzaron en junio del año pasado y acabaron a comienzos de año).
La veré, pero siguiendo su emisión en Las Estrellas o en el canal que sea. Tendrá, que no os lo he dicho, 80 capítulos. Tengo curiosidad por ver algo de W Studios y de lo que han hecho hasta ahora junto a Televisa, esta es la única que me llama la atención, en parte también por el elenco. 
¿Hay alguien que la lleve al día o haya visto más que yo y quiera comentar algo?

domingo, 24 de junio de 2018

MI VIDA Y LAS TELENOVELAS: Atento al capítulo

Hasta hace poco podía presumir de no haberme dormido nunca mientras veía una telenovela. Sin embargo, me pasó varias veces en los últimos meses. No quiero excusarme, pero estuve un poco delicado de salud y pese a ello no bajé el ritmo, lo que hizo que el cansancio pudiese conmigo. Me dormí mientras veía algunos capítulos de La Nocturna, que me encanta y es una grandísima telenovela –por cierto, estoy a nada de acabarla-. Me pasó también con Caer en tentación, para la que de momento no tengo más que buenas palabras. Me quedé como Homer Simpson en la imagen que acompaña a estas palabras, aunque sin gato y sin cerveza.
Es cierto que no es más que una anécdota y que además si me dormí fue por mi estado físico y no por la calidad o interés de lo que estaba viendo. Hace unos días lo comentaba con una amiga mía, muy seriéfila. De esta anécdota pasamos a hablar sobre distracciones varias que ella lleva a cabo mientras ve series, lo que me dio una idea que se ve finalmente realizada en estas líneas.
Sobre lo de quedarse dormido, mi amiga me confesó que a ella le había pasado alguna vez, que hay series que cuesta verlas y en las que el sueño acaba ganando, bien porque la trama no avance o los personajes carezcan de interés, entre otros supuestos que me enumeró. Supuestos todos ellos con los que yo me encontré en las telenovelas, pero que nunca me llevaron a dormirme. Mi amiga me confesaba que es habitual que cuando ve las series en el ordenador, lo haga con el reproductor en pantalla a tamaño mediano para, a la vez, abrir una ventana en el navegador de internet y atender las redes sociales o leer alguna noticia. Es algo que me sorprendió: nunca lo he hecho y no me imagino haciéndolo. Pese a que ella me aseguró que se enteraba de todo lo que iba pasando en la serie, es algo que me cuesta creer, quizás porque soy un tipo sin término medio, que o me concentro en una cosa o me distraigo totalmente. Me veo incapaz de hacer o atender dos cosas a la vez. Me comentaba que es habitual que de vez en cuando eche un vistazo a su teléfono a la par que el capítulo de turno se reproduce. Es otra cosa que tampoco hago. Mientras veo un capítulo de la telenovela que sea, el teléfono está sobre la mesa, cargando o donde sea, pero lejos de mis manos. Solo lo miro si me llaman y solo atiendo si veo que la llamada es importante, sino, no, aunque la devuelvo más tarde.
Charlamos también sobre algo que sí practico, aunque no siempre: picar algo mientras veo un capítulo. Pero esto creo que ya os lo he comentado y que en sentido estricto tampoco es una distracción.
No es por halagarme ni por criticar a mi amiga, pero creo que me puedo definir como un buen y atento espectador, ¿no? Para que no queden dudas, los capítulos que vi a trozos por dormirme los recuperé al despertar o la noche siguiente (últimamente veo las telenovelas por la noche) desde donde recordaba haberme quedado. Creo que también os lo he dicho: no me gusta perderme ni un minuto de la telenovela que esté viendo, me guste poco, mucho o nada.
Aunque yo no sea muy de ellas, se admiten distracciones. ¡Contad, contad!

sábado, 23 de junio de 2018

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 18 al 22 de junio


*Datos de audiencia, según la media semanal en espectadores y cuota de pantalla (share) de las telenovelas latinoamericanas (excepto Fatmagül y Amor de contrabando) emitidas en abierto en España en horarios de sobremesa, tarde y prime time.

viernes, 22 de junio de 2018

ENIGMA: ¿Qué telenovela es?

Es el otro gran juego del blog, junto a los ‘gazapos’. Aunque apenas lleva un año de rodaje, os ha gustado mucho y esta temporada cuenta, como sabéis, con novedades.
La primera, que se combinan dos tipos de ‘enigmas’. Sí. Cada mes se publican dos ‘enigmas’: uno será acústico y el otro, de carátulas, los clásicos del juego.

El enigma acústico se rige por estas reglas:
I. Cada ‘enigma’ tiene tres pistas. La primera, un ‘soundtrack’. La segunda, un pequeño diálogo entre personajes. La tercera, un trocito de la canción de entrada, aunque transformada (instrumental, tarareada, al revés…). La primera se publicará el viernes, la segunda, el sábado y la tercera, el domingo. Las dos primeras se centrarán siempre en los protagonistas y/o villanos.
II. La ‘recompensa’ es graduable. Si se acierta con la primera pista, tres puntos. Si se necesita de la segunda, dos. Si se acierta con las tres, uno. 
III. Los participantes deben comentar con seudónimo, firma o cuenta de Google, manteniendo siempre el mismo seudónimo, firma o cuenta. Podéis dar tantas respuestas como queráis, pero solo se tendrá en cuenta la última que hayáis escrito.
IV. Cualquiera, en cualquier momento, puede comenzar a jugar y no es obligatorio participar en todos los ‘enigmas’ que se publiquen.
V. Los comentarios no se publicarán hasta que resuelva el ‘enigma’, que será siempre el martes inmediatamente posterior al día en el que se haya colgado en la página.

Esta es la primera pista:

Segunda pista:

Tercera y última pista:

jueves, 21 de junio de 2018

PRIMER VISTAZO: "La jefa del campeón" (Televisa, 2018)

Aprovechando el Mundial, Televisa estrenaba el pasado 11 de junio su nueva apuesta: La jefa del campeón. Roberto Gómez Fernández produce este remake de La mamá del 10 (Caracol, 2017-2018).

¿De qué va la historia? Un joven futbolista debuta con la selección mexicana. Para él es la culminación de un sueño. Para su madre, todo un orgullo. Un casi desconocido Enrique Arrizon se convierte en Rey, ese joven futbolista sobre el que gira la historia. África Zavala es Renata, Tita, la jefa del campeón.
La telenovela cuenta con un elenco sólido. África Zavala se encuentra acompañada de Carlos Ferro, que vuelve a protagonizar tras Caer en tentación. Caras muy conocidas como Claudia Ramírez, Edgar Vivar, Vanessa Bauche, Marisol del Olmo, Zaide Silvia Gutiérrez o Luis Gatica arropan a los protagonistas.

¿Qué se cuenta en el primer capítulo? Básicamente, los orígenes de ese futuro campeón de la selección mexicana. El capítulo comienza en la época actual, con una primera escena en la que Tita escribe una carta a su hijo. En ella lo felicita por haber conseguido, con tesón y esfuerzo, debutar en la selección. Inmediatamente se introduce un flashback que ocupa el resto del episodio y algún capítulo más. La acción se traslada al 2008 para mostrarnos cómo vivía Rey en un pequeño pueblo costero, junto a sus padres y su hermana. Los cuatro formaban una familia compleja, con un padre controlador y que le era infiel a su esposa. Pese a ello, los críos vivían felices y Rey comenzaba a perfilarse como un gran jugador en los partidos que disputaba con sus amigos.

No hay mucho más que contar. El ritmo narrativo es bueno y está pensado para ir conociendo a los personajes, sin más.  No he visto nada de La mamá del 10, con lo que no puedo opinar acerca de la fidelidad del remake respecto al original, al menos en este arranque. África se luce. Sin embargo Alberto Agnesi, que interpreta a su marido, peca de exagerado en muchas ocasiones. Me alegró volver a ver a Edgar Vivar, después de unos cuantos años sin saber nada de él. Me quedé con las ganas de ver a Carlos Ferro y a Claudia Ramírez, que no aparecen en este primer capítulo.


Produce Roberto Gómez Fernández y se nota a nivel de realización, de exteriores (con el mar como telón de fondo) y de cómo se cuida hasta el más mínimo detalle. Es una pena que después de ofrecernos El color de la pasión, hace ya cuatro años, no se haya decidido a hacer más telenovelas originales.

La anunciaron como una telenovela ambientada en la temática futbolística de 60 capítulos. Os he contado en alguna ocasión que no soy muy de fútbol, con lo que así de primeras no creo que la vea. Si abordasen el fútbol sin tapujos, hablando de los chanchullos que tienen futbolistas y clubes para todo, desde temas de impuestos a controles de dopaje, pasando por negociaciones hechas de aquella manera y para cualquier cosa, entonces sí. Pero como dudo que sea así…
Disfrutadla aquellos que sí la vayáis a ver y contadme qué os va pareciendo y si habéis visto la original, qué diferencias y similitudes tiene con ella.

miércoles, 20 de junio de 2018

REUTILIZANDO: Vestidos de novia entre diferentes telenovelas (II)

En las telenovelas se reutiliza todo, incluidos vestidos de novia y trajes de novio. Siempre pensé, porque tampoco soy de fijarme mucho en estos aspectos, en que lo de reutilizar este tipo de prendas era algo poco frecuente ya que, a fin de cuentas, lo que sobran son vestidos y trajes.
Hace unas semanas y gracias a Lucía ya os mostré que eso no es así: en las telenovelas se reutilizan, y mucho, todo tipo de vestidos de novia y también trajes de novio. Lo curioso, como habéis visto y veréis en algunos de los ejemplos de esta entrega, es que se llegan a reutilizar en varias telenovelas separadas por varios años, lo que no deja de ser curioso.

Esta entrada es la segunda parte de una colección de ‘reutilizandos’ que me ha proporcionado Lucía y que es impresionante. Si os perdisteis la primera, podéis leerla pinchando aquí. Una vez más, mi enhorabuena y mi más sincero agradecimiento por haberme hecho difusor, por así decirlo, de este gran trabajo. Todas las imágenes se amplían haciendo clic en ellas:








Más, en una tercera entrega que saldrá publicada en julio.

lunes, 18 de junio de 2018

PROYECTOS ¿FALLIDOS?: Las telenovelas de Ivonne Reyes

Viernes de mediados de mayo. No era capaz de conciliar el sueño, así que me levanté y encendí la televisión. Era como la una y media de la madrugada y haciendo zapping caí en Telecinco. Emitían Volverte a ver, un programa de reencuentros y sorpresas presentado por Carlos Sobera. En aquel momento recibía en plató a Ivonne Reyes, que acudía para dar una sorpresa a alguien.
Para quien no la conozca, Ivonne Reyes es una venezolana que lleva viviendo en España veinte años y que es muy conocida por haber hecho distintos programas de televisión. Sobera conversó con ella y en un momento dado se produjo entre los dos el siguiente diálogo:
[CARLOS]: Siempre lo he envidiado, y tú lo has hecho… Tú has hecho telenovelas, ¿Cuántas? ¿Dónde? ¿Cómo?
[IVONNE]: Pues en Venezuela, en Colom… En Colombia, ahora [niega con la cabeza, como confundida]. En Miami… Y bueno, aquí [en España] series. En Venezuela y Miami, sí.

Oír esto que os acabo de reproducir hizo que saltase en mí una especie de alarma: recordé haber leído alguna entrevista en la que Ivonne aseguraba que se iba a Miami a grabar una telenovela.
Al día siguiente, movido por la curiosidad de saber qué telenovelas había hecho, me metí en Internet Movie Database (IMDb), esa gran base de datos en la que figura todo lo relacionado con actores, películas, series, telenovelas… Esta es su ficha como actriz:

Truhanes, ¿Quién da la vez?, Hermanos de leche, La sal de la vida, Este es mi barrio y Hostal Royal Manzanares son series españolas de los 90. Hechizo de amor sí es una telenovela, producida por Venevisión en el 2000, igual que La verdad de Laura, producida por Europroducciones y TVE en el 2002, en la que hizo un buen trabajo, las cosas como son. El resto, salvo Lady Kaña, que fue un programa de sketches en Telemadrid, son películas y cortos. Otra web parecida, RedTeatral, añade una tercera telenovela: El país de las mujeres, producida por Venevisión en 1998.
Sí. A la luz de estos datos, Ivonne Reyes ha hecho dos o tres telenovelas. Una o dos en Venezuela y otra en España. Entonces, ¿por qué asegura que ha hecho "telenovelas", en plural, "en Venezuela y Miami"? ¿Qué fue del proyecto del que hablaba en aquella entrevista que yo había leído? Me puse a investigarlo. Y aquí viene lo mejor, atentos.

Ivonne Reyes asegura en su propia página web haber sido “figurante en las telenovelas y modelo publicitaria en Miami”. Eso sí, no menciona ninguna. Buscando saber cuál era aquella telenovela que le habían ofrecido en Miami inicié una búsqueda en Google que arrojó los siguientes resultados. Fijaos en la progresión temporal:
-20 de febrero de 2007. Declara al periódico canario El día lo siguiente: “también me han llamado de Venezuela para hacer una participación especial en una telenovela, ya que por mis compromisos laborales no puedo ausentarme durante muchos días […]”. Vaya, un proyecto fallido.
-1 de octubre de 2011. En una entrevista para la web venezolana Lea noticias explica esto: “Estuve a punto de volver para grabar con Leonardo Padrón, uno de los grandes escritores que tenemos en Venezuela, pero me fue imposible porque estaba grabando aquí [en España] Tensión sin límites [un programa que presentó en Veo, en la TDT, en 2011]”. Y ya van dos.
-8 de marzo de 2012. En un encuentro con los lectores del diario Levante asegura que entre sus proyectos está el de hacer “una telenovela en Miami, para el verano”. Suma y sigue.
-18 de junio de 2013. Charlando con Vanity Fair, afirma sobre sus proyectos más inmediatos que “me han llamado para una telenovela en México y una película entre Venezuela y Los Ángeles y estoy esperando a ver si se cierra el trato”. Tampoco hubo telenovela en México.
-4 de marzo de 2014. El diario ABC dice de ella que “también intenta organizar su calendario para participar en una telenovela en Miami”.
-18 de abril de 2014. En relación a lo anterior ella misma afirma al diario El mundo que “tenía una telenovela que grabaría en Miami… Estamos revisando guiones y creo que me voy a quedar en España más que fuera”.
-5 de abril de 2017. En una entrevista con la revista Semana, Ivonne asegura que “voy a participar en una telenovela en México, estreno una película en España, Yerma, una nueva versión de la obra de Lorca, y estoy abierta a todo lo que me surja aquí en televisión”. ¿Adivináis qué pasó con esa telenovela?
Sí. Media docena de proyectos ¿fallidos? en una década. No ha podido ser ni en Venezuela ni en México ni en Miami. A Ivonne se le resiste volver al género, y eso que según ella, ha hecho telenovelas “en Venezuela y en Miami”.
Pensé que el síndrome Obregón, que consiste en hablar en las entrevistas de varios proyectos extraordinarios por todo el mundo y que al final acabe haciendo en España cualquier cosa, solo lo tenía Ana García Obregón. Pues no, Ivonne Reyes también lo tiene. No estoy diciendo que fuesen mentira todos esos proyectos, pero es que tantos... Resulta extraño, ¿o no?