lunes, 20 de noviembre de 2017

PRIMER VISTAZO: "Me declaro culpable" (Televisa, 2017)

El 6 de noviembre se estrenaba en México “Me declaro culpable”, ‘remake’ de la argentina “Por amarte así” (Telefé, 2016-2017). Mayrín Villanueva, Juan Soler y Daniela Castro encabezan el elenco de esta telenovela, producida por Angelli Nesma para Televisa:

El primer capítulo de esta telenovela es un poco diferente. Como ocurre en prácticamente todas las telenovelas se presentan al espectador los personajes principales, y aunque el espectador pueda inferirlo por lo que se dice, lo esperable era que se nos explicase cómo Alba (Mayrín Villanueva) acaba en prisión y por qué asegura haber matado a su marido, la acción se centra en casi su totalidad en Natalia (Irina Baeva) y Paolo (Juan Diego Covarrubias), los otros protagonistas. 

En el primer capítulo arranca la historia de estos dos, con Paolo a punto de viajar a España para jugar en el F.C. Barcelona tras haber triunfado como futbolista en México y con Natalia echando por tierra sus sueños al atropellarlo accidentalmente, dejándolo paralítico. Accidentalmente, sí: Natalia iba drogada después de que su novio, Julián (Pedro Moreno) le vertiese a saber qué en su bebida para abusar de ella.

Natalia, Paolo y Julián centran este primer capítulo, con Alba, Franco (Juan Soler) y Roberta (Daniela Castro) haciendo por ahí alguna que otra intervención.

El ritmo es estupendo y en cuanto al casting, no tengo ninguna queja. Me alegra ver que Mayrín ha conseguido volver al género tras el fiasco de “En tierras salvajes” con un personaje que seguramente dará mucho de qué hablar. Juan Soler para mí siempre ha sido un actorazo y de los pocos que llevan los años con dignidad, sin recurrir a cirugías ni a ninguno de esos intentos artificiales que hay para quitarse primaveras de encima. Daniela Castro promete volver a arrasar con una villana muy de esas en las que se ha especializado en los últimos años.

De los jóvenes, me ha sorprendido Pedro Moreno, al que hacía años que no veía. Se nota que el paso del tiempo y la experiencia le han venido bien. Juan Diego Covarrubias está bien, como siempre, y sobre Irina Baeva solo tengo una pega: debería trabajar un poco más ciertos formantes que hacen que se descubra un poco su acento original ruso.
La historia promete, la lleven por donde la lleven, ya tiren más por Natalia y Paolo, como han hecho en este primer capítulo o por Alba y Franco, como espero que hagan. Promete también cierta polémica y diversidad de opiniones. Un servidor, por ejemplo, no entiende que Alba asegure en varias ocasiones haber matado a su marido. 

El marido estaba enfermo y Alba lo ayudó a morir, por medio de la eutanasia. No entiendo tanto “maté a mi marido” y tanta lágrima. Debería estar triste, de acuerdo, pero también debería estar contenta de haber evitado que su marido siguiese sufriendo con una enfermedad que debía ser bastante dura, a juzgar por las imágenes que de él se muestran.
De las localizaciones no voy a comentar nada más que una cosa: me encanta la mansión de Franco y su mujer, de la que parece que se va a utilizar también su interior. Creo que los decorados son mejorables, en especial los de la cárcel.
De aspectos referidos a la realización, quiero que veáis la entrada:

Un tema precioso, pero una entrada muy mejorable, con una tipografía que no le pega nada e imágenes recortadas del tráiler y de los vídeos promocionales. Lo del orden de los nombres de los actores tiene tela... 

No me comprometo a nada, pero si el tiempo lo permite, quizás la vea. Me ha gustado lo que he visto y realmente, de lo que ofrece y va a ofrecer Televisa en los próximos meses no me llama la atención nada, más allá de “Caer en tentación” que la tengo por ahí apuntada para ver.  

domingo, 19 de noviembre de 2017

PROYECTOS FALLIDOS: "Casi ángeles" a la mexicana y a la española

En el 2004 Televisa estrenaba “Rebelde”, su ‘remake’ de la argentina “Rebelde Way” (Canal 9- América TV, 2002-2003). Lo que vino después lo sabemos todos: la jugada les salió más que bien, superaron en ciento y pico capítulos a la original y vendieron su ‘remake’ y todo el ‘merchandising’ a él asociado por medio mundo.

Por ello, a muchos no nos extrañó que Televisa quisiese, años después, hacer su propio ‘remake’ de otro fenómeno televisivo argentino: “Casi ángeles”, producida y emitida por Telefe entre 2007 y 2010. Corría 2011 cuando el proyecto se echó a andar.
La clave del éxito de la original se basó en buena medida en el grupo de jóvenes que la protagonizaban: Emilia Attias, Nicolás Vázquez, Mariano Torre, Lali Espósito, Peter Lanzani… Como en “Rebelde Way”, la música era un factor clave en la historia. De la telenovela surgió una banda que grabó varios discos. Igualmente, se hicieron espectáculos de teatro, se publicaron novelas… Y el éxito del que había gozado en Argentina se había extrapolado a aquellos países a los que había sido vendida, que fueron unos veinte.
¿Es de extrañar con estos datos Televisa plantease hacer un ‘remake’ y sacarle tanto jugo como Telefe había sacado a la original? Lógicamente, no.
A comienzos del 2011 la empresa mexicana puso a andar la maquinaria y dio un título tentativo: “Somos como ángeles”. Comenzaron a sonar nombres: Anahí, Sebastián Rulli, Danna Paola, Eiza González, Natasha Dupeyron, Pablo Lyle… Hubo algún ‘casting’, pero no se confirmó a ningún actor. Sí a su productor: Pedro Damián, artífice de “Rebelde” y otros éxitos de corte juvenil. La idea era comenzar a rodar en abril para estrenar a finales de año. Sin embargo, no fue así.
¿Qué ocurrió? Parece ser que la empresa dio preferencia a otros proyectos. Tenía entre manos apuestas potentes, como “Una familia con suerte” o “La fuerza del destino” y prefirió olvidarse de ese ‘remake’. Hubo quienes comentaron que sería necesario adaptar la historia al público mexicano, y que desde Televisa rechazaron versionarla precisamente por eso. No creo que fuese la causa, ya que la telenovela se vendió muy bien al extranjero, con lo que no creo que hubiese problemas de localismos.

Sea como fuere, el de Televisa no fue el único ‘remake’ fallido de “Casi ángeles”. Un poco antes, en agosto de 2010, se anunciaba que Telefónica España había llegado a un acuerdo con Telefe, guionistas y productores de la historia para hacer su propio ‘remake’. Hubo ‘castings’ y, a diferencia de la versión mexicana, se llegó a rodar un episodio piloto y este tráiler:

El proyecto, que llevaría por título “La Resistencia”, no fue más allá por temas económicos.
Dos intentos, en México y en España, de hacer sendos ‘remakes’ de una telenovela que arrasó en Argentina y en muchos otros países, pero que no pasaron de ser proyectos fallidos. 

sábado, 18 de noviembre de 2017

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 13 al 17 de noviembre


*Datos de audiencia, según la media semanal en espectadores y cuota de pantalla (‘share’) de las telenovelas latinoamericanas emitidas en abierto en España en horarios de sobremesa, tarde y ‘prime time’, excepto "La ley del corazón", emitida en horario de mañana.

**El viernes 17 finalizaba "Rosario". Estrenada el 7 de agosto, sus 107 capítulos fueron emitidos a lo largo de 71 tardes, con una media final de 342.493 espectadores y un 3,30% de cuota de pantalla. Una media más que positiva, teniendo en cuenta que se estrenó en pleno mes de agosto y que supera con creces los datos de "Mi adorable maldición", emitida entre el 3 de mayo y el 25 de agosto con una media global de 299.471 espectadores y un 2,90% de 'share'.  Sin duda, todo un acierto.
Para quienes no lo sepáis, os doy un dato curioso sobre esta telenovela. Se rodó en el 2013 y Nova adquirió sus derechos en marzo de 2015. Estuvo nada más y nada menos que casi dos años y medio esperando a ser emitida. En aquel contrato también adquirieron los derechos de "Corazón esmeralda", emitida con datos correctos en las mañanas.
Viendo los datos de "Rosario" o de "De que te quiero, te quiero", por poner dos ejemplos de telenovelas emitidas años después de ser rodadas, sigo pensando que apostar por estrenos con algunos años encima, pero estrenos, a fin de cuentas, puede ser una buena baza para el canal. Por ir al 2012-2013, no estaría mal que se animasen con telenovelas como "Rosa diamante", "Quiero amarte" o "Cosita linda" o "Vivir a destiempo", por poner cuatro ejemplos de distintas productoras. 

viernes, 17 de noviembre de 2017

ENIGMA: ¿Qué telenovela es?

Es el otro gran juego del blog, junto a los ‘gazapos’. Aunque apenas lleva unos meses de rodaje, os ha gustado mucho y de cara a esta temporada viene con novedades.
Como os comenté, se combinarán dos tipos de ‘enigmas’. Sí. Cada mes se publicarán dos ‘enigmas’: uno será acústico y el otro, de carátulas.

El enigma acústico se rige por estas reglas:
I. Cada ‘enigma’ tiene tres pistas, referidas siempre a una telenovela emitida en abierto en España:
-La primera, un ‘soundtrack’.
-La segunda, un pequeño diálogo entre personajes.
-La tercera, un trocito de la canción de entrada, aunque transformada (instrumental, tarareada, al revés…).
La primera se publicará el viernes, la segunda, el sábado y la tercera, el domingo. Las dos primeras se centrarán siempre en los protagonistas y/o villanos. Cada pista tendrá una duración máxima de veinticinco segundos. 
II. La ‘recompensa’ es graduable. Si se acierta con la primera pista, tres puntos. Si se necesita de la segunda, dos. Si se acierta con las tres, uno.  
III. Los participantes deben comentar con seudónimo, firma o cuenta de Google, manteniendo siempre el mismo seudónimo, firma o cuenta. Podéis dar varias respuestas, pero en ese caso solo se tendrá en cuenta la última.
IV. Cualquiera, en cualquier momento, puede comenzar a jugar y no es obligatorio participar en todos los ‘enigmas’ que se publiquen.
V. Los comentarios no se publicarán hasta que resuelva el ‘enigma’, que será siempre el martes inmediatamente posterior al día en el que se haya colgado en la página.

He aquí, en el mismo vídeo, una tras otra, las tres pistas. 


jueves, 16 de noviembre de 2017

LUGARES DE TELENOVELAS: El edificio Basurto

En “La candidata” (Televisa, 2016-2017) me encontré con un viejo conocido: el edificio Basurto. Es el edificio en el que vive el protagonista, Gerardo (Víctor González).
Me alegró mucho volver a toparme con este edificio, diez años después de descubrirlo en “Destilando amor” (Televisa, 2007). También en aquella ocasión en él vivía el protagonista, Rodrigo Montalvo (Eduardo Yáñez).
Buscando en internet, me encontré con que es una localización bastante habitual de las telenovelas que se ruedan en México, ya sean de Televisa, de Argos, de Azteca... Reconocerlo es algo más difícil, ya que en muchas ocasiones solo se muestra su interior. Ahora sabréis por qué…

El edificio Basurto es un edificio situado en el centro del DF, en la Avenida de México, número 187, en la colonia Condesa, una de las colonias más desarrolladas, cultural, social y económicamente de la capital mexicana.
¿Qué tiene de especial? Para empezar, es obra de Francisco J. Serrano, uno de los arquitectos más prolíficos de México. Sus obras comenzaron en 1940 y terminaron cinco años después. ¿Por qué? Por ser un edificio de catorce pisos. Sí, en una época en la que se construían casas y edificios de, como mucho, cuatro o cinco alturas.

El promotor de la iniciativa pidió a su arquitecto que tuviese vistas a todos hacia todos los puntos cardinales. Dicho y hecho. ¿Cómo? Muy fácil, utilizando una planta de cruz latina. A Serrano le gustaba innovar como arquitecto y por eso apostó por hacer un edificio que fuese único, por dentro y por fuera. Por fuera, con una fachada cargada de curvas. Por dentro, con una escalera helicoidal o de caracol, de grandes dimensiones. Cada una de las catorce plantas cuenta con cuatro viviendas, muy iluminadas y con vistas, a las que se accede a través de una serie de corredores ondulados que permiten innumerables juegos de perspectivas, de los que se han aprovechado muchas de las telenovelas en las que ha aparecido.

Como podréis imaginar, vivir en el Basurto no es precisamente barato. Un piso de tres habitaciones y dos baños, con 170 m2, eso sí, se alquila por 40.000 pesos, 2.100 dólares, unos 1.900 euros mensuales. Casi nada. Gastos aparte.

Seguramente os sonará de alguna telenovela. Yo, además de las que ya os he mencionado, lo recuerdo de “A que no me dejas” (Televisa, 2015), donde era el edificio en el que vivía Mónica (Lisset) en Los Ángeles. También me suena de haberlo visto en alguna temporada de “El Señor de los Cielos” y en muchas otras telenovelas, aunque como localización puntual.

Deciros también que por su estilo y sus características es uno de los edificios más estudiados, con decenas de tesis doctorales en las que aparece, de los millones de edificios que hay en el DF.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

CÓMO HAN PASADO LOS AÑOS: Los de al lado

En septiembre del 2010 la cadena chilena TVN estrenaba “La familia de al lado”, una telenovela protagonizada por Álvaro Rudolphy, María Elena Swett, Jorge Zabaleta y Luz Valvidieso.
Se trataba de una propuesta arriesgada, creada por el guionista José Ignacio Valenzuela, cargada de misterios y secretos, buscando que el espectador estableciese sus propias cábalas respecto a los personajes, a través de una serie de tramas construidas sobre la premisa de nada en aquella historia era lo que parecía.
Una propuesta arriesgada que triunfó y en la que Telemundo puso rápidamente sus ojos, fichando a Valenzuela como coordinador del ‘remake’, primero y único hasta la fecha. Se rodó al año siguiente en Miami y llevó por título “La casa de al lado”. Gabriel Porras, Maritza Rodríguez, Miguel Varoni y Catherine Siachoque encabezaron el elenco.
Pese a las críticas hacia el ‘remake’ por parte de quienes vieron ambas telenovelas, Telemundo supo colocar muy bien su producto en el extranjero. Incluso llegó a España, a TVE, emitiéndose entre septiembre de 2011 y abril de 2012, a eso de las 18.15 h.


No vi ni el original ni el ‘remake’. Por falta de tiempo, básicamente. Sí que me tomé la historia como si de una novela se tratase, a través de los resúmenes que del ‘remake’ iba leyendo en la revista “Telenovela”, coincidiendo con su emisión en España. Recuerdo también haber buscado en internet información sobre la original en aquel entonces.
En general, el ‘remake’ de Telemundo fue bastante fiel a la original (hasta el punto de mantener los nombres del cuarteto protagonista: Pilar, Gonzalo, Javier e Ignacia), pero solo hasta el momento en el que fue necesario estirar la historia, pasando de los 125 capítulos rodados en Chile a los 165 que rodaron en Estados Unidos.
Ese alargue obligó a que inventar personajes y tramas, algunas muy criticadas, por ser muy típicas del género. Finalmente, se puso fin al ‘remake’, en líneas generales, de una forma muy similar a la original.
Dado que es una telenovela con incontables giros de guión, para no hacer ‘spoilers’, he decidido coger dos escenas sin escasa importancia, argumentalmente hablando:

I. Así empieza todo
Con una boda, la de Ignacia y Gonzalo, dan inicio ambas historias. Carola, hermana de ella, y Javier, vecino y amigo de la pareja, actúan en las dos como testigos.

Si os fijáis, los diálogos son idénticos. Lo único que cambia es el apellido de Ignacia. La realización es calcada, cambiando una finca más rural en el caso de la chilena por una mansión al estilo miamense en el ‘remake’.

II. Estos son los de al lado
Los vecinos de los recién casados son Javier y Pilar, un matrimonio en el que ya no hay amor y en el que Pilar sufre todo tipo de maltratos por parte de su marido, un tipo celoso que vive obsesionado con su mujer.

Sobre estas líneas tenéis dos escenas del mismo momento en ambas historias. Javier golpea a Pilar después de que Gonzalo pasase por su casa a darle una noticia. Los diálogos, de nuevo, prácticamente iguales.

La historia se presta a comparar muchas más escenas, pero sería caer en ‘spoilers’ y alargar innecesariamente esta entrada. Como podéis ver en los anteriores ejemplos, la versión estadounidense bebe (y mucho) de la original. De no haber habido esos cuarenta capítulos de alargue, pienso que se habría respetado prácticamente el noventa por ciento, o más, de los guiones originales. Sin embargo, aún con el alargue, el ‘remake’, como os decía al principio, se vendió bastante bien en América y Europa y no dudo que al final fuese un producto muy rentable para la productora. Ello sin olvidar que en Estados Unidos no le fue mal en términos de audiencia. 

lunes, 13 de noviembre de 2017

MIS DESVARÍOS: Nos gustan las letras

Por lo general, en este tipo de entradas reflexiono sobre cuestiones relacionadas con el género. En esta ocasión va a ser un poco diferente. Os voy a exponer algo real, con datos que he recopilado de muchos de vosotros, a veces pudiendo parecer un poco cotilla. Tranquilos, que no voy a dar nombres ni mucho menos.  
En los cuatro años que llevo blogueando sobre este género he conocido a muchísimas personas. En la mayoría de ellas he podido observar una relación curiosa, gracias a que esa relación se da también en mí. Las muestras de este particular experimento sociológico son lectores con los que he intercambiado correos electrónicos, comentarios en este blog o que han colaborado de alguna manera conmigo. 
La relación de la que os hablaba se puede explicar de una manera muy sencilla: los que disfrutamos viendo telenovelas tenemos o solemos tener una fuerte conexión con las letras.

No sabría deciros si es una relación casual o provocada por algún factor en concreto, ya que no soy sociólogo, con lo que no tengo ni los conocimientos ni las herramientas necesarias para ello. Sin embargo, esa relación existe y como os decía he podido constatarla en mí mismo y en muchos de los que ahora mismo estáis leyendo estas líneas. Es algo que no deja de sorprenderme y que vendría también a romper el tópico de que las telenovelas son para gente inculta, asociado al género desde sus comienzos y que he tratado de combatir en alguna ocasión.
A los que vemos telenovelas nos gustan las letras. Es así. Para empezar, solemos ser ávidos lectores, de todo tipo de géneros literarios y extraliterarios, y, además, nos suele gustar escribir, en sus múltiples vertientes, desde escribir relatos, novelas o guiones a bloguear o publicar en prensa escrita.
Esa pasión por las letras en ocasiones suele ir mucho más allá y se traduce en que muchos acabamos estudiando carreras de Humanidades. Entre los lectores habituales de esta página hay unos cuantos con Filologías (Hispánica, Inglesa, Francesa y Románica), con Historia (también con Historia del Arte), con Biblioteconomía, con Periodismo y con carreras similares, en las que las letras son uno de los ejes centrales. También, a medio camino entre las Humanidades y las Ciencias Sociales, hay unos cuantos con Derecho. Incluyo, por supuesto, a todos aquellos que ya tienen título (o títulos) y aquellos que están en ello y que lo conseguirán en cuestión de tiempo.
El gusto por las letras no se queda ahí. Nos suelen gustar también los idiomas. Es habitual encontrarse con lectores con dos lenguas maternas y que se manejan en ambas, contando también dominio sobre otras lenguas que han ido estudiando, de muy diferentes formas, hasta alcanzar unas destrezas avanzadas.

Me encantaría poder explicaros esta relación entre telenovelas y letras, pero, insisto, no sé hacerlo. Sería interesante que la Sociología nos analizase y nos diese una respuesta, ¿no? Quizás descubriríamos más puntos en común, tanto sobre aficiones como sobre rasgos de nuestra personalidad, de nuestro carácter. Podría llegar a ser muy interesante desvelar y analizar, por ejemplo, en un trabajo de fin de carrera, esa relación de la que seguro que muchos de nosotros quisiéramos saber más.
Estamos a comienzos de curso, como quien dice. Ojalá alguien, de cualquier universidad española o extranjera, recoja el guante.