martes, 4 de julio de 2017

II CONCURSO DE CRÍTICAS DE TELENOVELAS: "Tr3s veces Ana" (Televisa, 2016), por Lucía

Esta producción de Angelli Nesma es un refrito de “Lazos de amor” historia original de Jorge Lozano Soriano basada en la historia que escribieron Liliana Abud y Carmen Daniels. Versión y libretos de Juan Carlos Alcalá, co-adaptación de Rosa Salazar Arenas, Fermín Zúñiga y Graciela E. Izquierdo; y con  Edición literaria de Rossana Ruíz. Cuenta con la dirección de Sergio Cataño y Claudio Reyes Rubio. Maru Dueñas estuvo tanto en la dirección creativa como ante la cámara como la ayudante que Viviana tenía en su tienda de ropa.

Protagonizada por Angelique Boyer, Sebastián Rulli y David Zepeda cuenta con un plantel de actores como Ana Berta Espín, Eric del Castillo, Blanca Guerra, Pedro Moreno, Carlos de la Mota, Ramiro Fumazoni, Susana Dosamantes, Luz María Jerez, Olivia Bucio, Sachi Tamashiro, Alfredo Gatica, Roberto Ballesteros, Otto Sirgo, Leticia Perdigón, Nuria Bages, Natalie Umaña o Fabián Pizzorno entre otros.
El tema de entrada fue “Se puede amar”, escrito e interpretado por Pablo Alborán,y el de cierre estuvo interpretado por David Zepeda a ritmo de bachata “Me duele tu ausencia”.

Argumento:
Las pequeñas trillizas, Ana Laura, Ana Leticia y Ana Lucía (todas ellas AngeliqueBoyer) viajan con sus padres en coche cuando los caprichos de Ana Leticia hacen que agarre el volante de su padre y provoque un accidente donde mueren los padres de las mismas. Ana Laura perderá una pierna y Ana Lucía desaparece arrastrada por la corriente del río en el que quedó volcado una parte del vehículo.

Años después la familia Álvarez del Castillo no se ha rendido en la búsqueda de Ana Lucía. Pero no todos los miembros de esa familia quieren que aparezca: Ana Leticia no desea que una tercera hermana regrese para compartir el cariño con su abuela o el amor de su tío, ya que en el fondo ella desea como hombre a su tío paterno, Mariano (Ramiro Fumazoni).

Por otra parte, Santiago García (Sebastián Rulli) lleva tres años sin saber quién es en realidad tras un accidente. Desde entonces vive en la pensión de doña Remedios (Ana Berta Espín) quien le adora como un hijo, y trabaja de taxista con ‘el curvas’. Una noche conoce a Ana Lucía que se parece a la mujer que ve de manera recurrente en sus sueños en forma velada. Esta ha crecido en un pueblo con Soledad (Blanca Guerra), quien cree que es su madre, y se dedica a la danza aérea con sus amigos Maribel (Sachi Tamashiro) y Orlando (Alfredo Gatica).

Santiago y Ana Lucía no podrán resistir la atracción que sienten y se enamoran pero el pasado esconde secretos muy oscuros y peligrosos que les meterán en una espiral donde él recuperará a su mujer, Ana Leticia, e identidad y ella descubrirá su verdadero origen.

Mientras, Ana Laura creció acomplejada por la falta de una pierna y arrollada por la fuerte personalidad de su hermana, a quien la felicidad ajena hiere por lo que intriga todo cuanto puede contra Ramiro (David Zepeda), el amigo de la infancia, y amor platónico de A. Laura, y de Santiago que en realidad se llama Marcelo (Sebastián Rulli). Para poder demostrar su lealtad a la familia Álvarez del Castillo Rivadeneira y su verdadero amor por Ana Laura, Ramiro se decide a encontrar a la trilliza perdida, partiendo de unos documentos que le dejó su amigo Marcelo, investigador privado. Pero su búsqueda despierta a ciertos monstruos del pasado y saca a la luz asuntos muy oscuros que muchos no querrán ver aireados, con lo que las vidas de muchos estarán en riesgo permanente.

La telenovela es un prodigio de escritura, con los numerosos flashback descubrimos qué ocurrió en el pasado de un personaje que parece marginal en la historia, Gina (Natalie Umaña) pero que conecta con varios de ellos y cuya muerte se necesita aclarar, para desentrañar el origen de los secretos y el pasado de varios personajes, tanto como su forma de actuar.

Por otro lado, está la relación que mantiene Soledad, quien ha criado a Ana Lucía como hija propia, tras la muerte de la suya, con Evaristo, su padrastro, e investigador privado, quien trabajaba para la agencia de Marcelo Salvaterra. Evaristo (Erik del Castillo) es un viejo zorro curtido en mil batallas, no muy santas todas ellas, quien además, era el abuelo de Gina, la cual engañó a Valentín (Carlos de la Mota), que es abandonado por ella cuando descubre que no tiene el dinero que creía poseer y le deja paralítico por el accidente que sufrió al trabajar para Mariano. Valentín se acerca a Ana Laura, la presa más fácil de la familia Álvarez del Castillo, en busca de una satisfacción por el daño que le causaron.

Personajes:
Santiago es un hombre honesto, sencillo, bueno, mientras que su otro yo, Marcelo es lo contrario, o eso le hacen creen. Cuando comienza a recordar sufrirá casi el síndrome de Jekyll y mister Hyde y tendrá que decidir con qué personalidad se queda, quien habita realmente en su interior. Cuando regresa a la vida de Ana Leticia poco a poco recuerda el fallido matrimonio y cómo ella fue la que intentó matarle a través de la mano de Evaristo. Aquí se inicia una caza del gato y el ratón donde no se sabe si cabrá el perdón, si habrá redención o podrá más la venganza entre ambos. Al tiempo que ella lucha por recuperar el amor de su esposo, su personalidad posesiva, egoísta, prepotente y seductora choca con el amor limpio, sencillo, profundo e inquebrantable de su hermana Ana Lucía. Solo una podrá vencer.

Al comienzo la única personalidad que vemos es la de Santiago, un hombre joven que trabaja de taxista, que hace favores a sus amigos, que se desvive por su madrina pero en el fondo tiene una pena al no saber quién es ni cuál era su vida. Cuando conoce a Ana Lucía su vida cambia al reconocer en aquel rostro de sus sueños al amor pero con ella llega también Evaristo, quien comienza a poner patas arriba su vida. Así comienza el descubrimiento de las “verdades” que Evaristo le cuenta y por la que comienza a percibir su auténtica personalidad como la de un asesino. Según se avanza en la historia y se descubre el auténtico pasado regresa la personalidad de Marcelo con más intensidad cada vez y con él la lucha por la supervivencia. ¿Qué personalidad logra vencer? Eso será lo que iremos descubriendo y de qué manera se da.

No es fácil interpretar dos personalidades con un mismo físico. Pese a las críticas yo sí veo muy clara la diferencia de personalidades y el pasado que hay detrás. Marcelo es más fuerte, desconfiado, más frío que Santiago, tiene una mirada más dura.

Angelique Boyer tiene un verdadero reto interpretativo dividida entre tres personalidades bien marcadas y diferenciadas.

La alegre y extrovertida Ana Lucía quien desde una posición social humilde ha llevado una vida plena, feliz, sin grandes ambiciones. Ella no vive con el trauma del accidente, de ser la causante del mismo, no llora por la muerte de sus padres, a los que no recuerda, no vive con dolor físico. Se enamorará perdidamente de Santiago y cuando recupera la memoria, su vida anterior y su esposa, no se rinde. Se dispone a luchar por su amor y su relación sin saber que disputa el amor a su propia hermana, aunque se reconoce como la amante. Y este es un punto novedoso en la historia al convertir a la protagonista en la amante de un hombre casado, prohibido para ella, y por el que está dispuesta a jugárselo todo.
Porque su amor es a prueba de todo, lucha por el amor, por el hombre bueno que es Santiago y por Marcelo al que intentará traer al lado claro de la vida.

Un estilo hippy-bohemio.

La actriz aprendió la danza con telas sin que utilice dobles para las escenas de ensayos o actuaciones, lo que es de alabar, al igual que hicieron los otros tres actores que forman parte de la compañía “Danzaire”: Alfredo Gatica, Sachi Tamashiro y Alan Slim.
Ana Laura es una joven tímida, apocada, acomplejada por la prótesis que usa. Es el brillante que no cree que pueda brillar con todo su esplendor. Ramiro es el hombre que siempre ha amado pero al que siempre ha renunciado por no creer que alguien pueda amarla por faltarle una pierna. Valentín será el amigo/novio que le impulsa a crecer y a volar aun cuando su verdadera intención sea destruirla para dañar a Ramiro y a su tío Mariano. Sin embargo, cae en su propia trampa al enamorarse de verdad de ella sin dejar de ocultar tantas cosas, tanta ira, rabia, odio en su corazón que no sabemos si al final podrá salvarse, recuperar a su madre y volver a ser quien fue.

Faldas largas o pantalones amplios o vestidos y escaso maquillaje.
          
El gran defecto de Ana Laura es que nunca confía de pleno en Ramiro lo que le hace dudar siempre de su amor y lealtad hasta el grado de dejarle en el peor momento de la vida de él. Nunca le deja explicarle las cosas, dispuesta a pensar lo peor de él dan ganas de que se quede sola por idiota y que él logre la felicidad con una mujer que no dude cada medio minuto de sus propósitos y sentimientos. Al tiempo asistimos al crecimiento de una mujer que debe superar muchos complejos y limitaciones personales.

Ana Leticia es un volcán. Se sabe inteligente, atractiva, superior a los demás y lo utiliza para manejar a todos a su alrededor. Ama y odia a su marido por igual y todo porque no puede confesar en voz alta que su verdadero amor es su tío Mariano. No soporta las atenciones que recibió siempre A. Laura por su pierna por parte de su abuela y su tío. Ella quiere todo ese cariño para ella sola y no desea la reaparición de la tercera hermana porque habría que dividir todo: el amor y el dinero.“Yo no tolero sentirme en desventaja ante nadie” dice su personaje en una ocasión.
La "itgirl" con estilos muy urbanos y sexys con maquillaje marcado.
 Otra novedad es que la villana protagonista explota su parte sexy y no duda en utilizar a los hombres por medio del sexo o no teme complacerse a sí misma con la masturbación. Es una mujer moderna y, al mismo tiempo, es un personaje muy martirizado, que sufre lo indecible por todas sus frustraciones y la locura que va invadiendo su mente al no poder tener nunca al único hombre que ama: su tío Mariano. La evolución del personaje se va marcando con el vestuario que usa.


Es innegable que la actriz tiene química con Rulli pero es que es brutal la que tiene con Pedro Moreno, quien encarna a Iñaki, un hombre ambicioso con el que trabaja en la inmobiliaria de su tío y al que enamora perdidamente. E, igualmente, tiene feeling con Zepeda bajo la ternura y encanto de A. Laura.

Me gustaría resaltar las escenas que se marca ante los espejos donde logra conmover con su interpretación, son de esas que no se olvidan en mucho tiempo.


Pedro Moreno crea un gran personaje con Iñaki Nájera en un registro que va desde el drama hasta la comedia y viceversa. Yo no le considero un villano aunque llegue a hacer cosas muy censurables pero lo hace por pura envidia y coraje o por defender a otra persona.

Es un hombre con aspiraciones al que el mundo de la pensión se le queda diminuto y en su padre Tadeo (Roberto Ballesteros) ve a un fracasado que se quedó en el papel de payaso. En el fondo le culpa del abandono de su madre Julieta (Luz María Jerez) aunque en su corazón no puede negar que siempre fue un buen padre que lo dio todo por sus hijos. La otra persona a la que quiere es su hermano Javier (Alan Slim), joven bailarín de telas, que quiere que tenga mayores aspiraciones en la vida. La complicidad de hermanos es buena y me habría gustado que tuvieran más escenas juntos, porque Javier es en realidad la voz de su conciencia. Cuando consigue trabajo en la constructora de Mariano se encandila con Ana Leticia hasta enamorarse. Sus ansias de progreso le llevan a endeudarse para alquilar un piso, amueblarle, tener móvil y coche con lo que apuesta a las carreras e, incluso, cuando su madre reaparece en su vida, sacarle dinero por donar un riñón para el único hijo que ella ha querido, Daniel (Eddy Vilar), que tuvo con un marido rico.

Una de las escenas más conmovedoras es cuando su madre le espeta en la cara su desprecio y el asco que siempre sintió por él por ser precisamente engendrado por Tadeo. El abrazo con su padre al confesarle todo es conmovedor. Pero también muy representativo de su odio y dolor por lo que les hizo se muestra cuando acude al cementerio a la tumba de Daniel, el hijo que Julieta sí amo, y escupe sobre el retrato de este.


Se enamora de Ana Leticia sin medida pese a las advertencias de muchas personas y por la que llega a hacer cosas imperdonables.Sufre por el abandono, el desamor, la falta de ambición de su padre Tadeo y su hermano Javier. ¿Su amor por A. Leticia será su perdición? ¿Su ambición le perderá? ¿Recapacitará al final y se reintegrará a su familia? Nos ha regalado escenas casi cómicas, sexis, de buena relación con su amigo Santiago, de competencia con Marcelo, de llanto por el dolor del abandono materno, de ambición que le pierde.Su interpretación es de sobresaliente.

Eric del Castillo nos ofrece un personaje alejado de los bonachones que venía interpretando en los últimos años para dejarnos un viejo astuto que enmaraña a Santiago, Ana Lucía y Soledad en una trama de mentiras extraordinaria, a la que no será ajeno, después, Ramiro. Es un viejo zorro curtido en mil batallas, un hombre con fuerte personalidad y el encanto de un lobo ovejuno. Cínico, ambicioso, astuto, siempre mascando chicle, con atuendo de caballero (traje, sombrero y gabardina al estilo del detective de cine negro) encanta al espectador al tiempo que le hiela la sangre. Es leal a sus amores, los protege a como dé lugar, sin medidas ni control. Pero tiene un giro muy interesante su personaje porque se abre una grieta en él que lo empieza a minar con lo que se convierte en un peligro para todos aquellos que vienen desarrollando un plan maquiavélico y perverso desde hace muchos años. Su final le aguarda a manos de un viejo compañero de camino: “fuiste un guerrero, Evaristo. Un hombre intocable, temido por muchos. Envidiaban tu aplomo, tu poder, tu sangre fría. No sabes cuánto te admiro amigo mío” le dice Facundo Salvaterra (Fabián Pizzorno), el padre de Marcelo.


Ana Berta Espín crea otro entrañable personaje como Remedios, la madrina de Santiago, una especie de madre sensata, cariñosa, consejera, quien defiende el amor de su ahijado por Ana Lucía de quien sea. Tiene una pensión en la que viven: Iñaki con su padre y hermano, Soledad a su llegada a la ciudad con A. Lucía, Maribel, la cantante Melina (Olivia Bucio), etc. Se convierte en madre coraje, consciente del peligro que corre, cuando a Santiago le diagnostican un tumor cerebral. Nos regalan una serie de escenas tiernas, amorosas, de enfrentamiento, de dolor, estupendas ya que son dos actores que repiten en ese papel desde Rubí pasando por Lo que la vida me robó. Es madre por decisión propia puesto que la naturaleza se lo negó y como tal luchará por llevar a su hijo por el buen camino. Cuando Marcelo comienza a recordar su vida reaparece en ella su padre Facundo, un hombre duro, ambicioso, frío, sin corazón, que desprecia la vida que lleva su hijo desde el accidente. Por ello, intenta apartarle de esa pensión y las personas que allí viven y le aprecian, hasta el punto de buscar que Marcelo termine a su “madrina” sin que lo logre.


Comenzará a descubrir asuntos completamente desconocidos para ella que le enojan, le inquietan y le horrorizan sin que ceje en su defensa de Marcelo, ese ser que creen malo, al que ella se empeña en redimir y salvar. En ese empeño tendrá en contra a Facundo, el padre de Marcelo que lucha denodadamente para que los oscuros asuntos no afloren a la superficie, para que la figura paterna no se rompa en mil pedazos ante su hijo, para seguir metido en la familia Álvarez de cualquier manera.

Soledad es una madre entregada y protectora que desarrolla un amor egoísta y posesivo con la niña que rescata del río, capaz de cualquier cosa por no perder su cariño y compañía, al tiempo, que tampoco quiere saber exactamente lo que hará Evaristo para ayudarle. Siempre vive con el miedo a la espalda, cargada con el peso de que el pasado la alcance, mientras intenta separarse de su “padrastro” Evaristo, cayendo en una red de mentiras cada vez más tupida y peligrosa.

Cuando todo se descubre busca por enésima vez la protección de su padrastro detective refugiándose en su casa. Aquí queda ante el cuadro de Frida Khalo “Columna rota” que alude al dolor físico y emocional de la madre usurpadora que se equipara al que sintió la artista mexicana. El clavo que atraviesa el corazón es el reflejo del dolor que tiene por la más que segura pérdida y desprecio de Ana Lucía, cuando esta descubra toda la verdad. Y un futuro nada halagüeño por lo que hizo. Una vida con sufrimiento, casi sin amigas.


Con un largo proceso reflexiona sobre su vida y como su nombre indica la soledad que siempre tuvo desde que su madre murió de cáncer siendo una niña. Recogida como hija por Evaristo, fue maltratada, despreciada y odiada por la mujer de este. Cuando creció fue engañada por un hombre del que tuvo una hija que murió en la infancia y Evaristo la defendió matándole. Se aferró al amor a una niña ajena que salvó un día en un río.

Ramiro Fumazoni también tiene en sus manos un personaje complejo. Un empresario honesto, trabajador, con personalidad seductora, es un conquistador al que le cuesta comprometerse con su novia Jennifer porque tuvo que ser un padre para sus sobrinas muy joven sin estar preparado para ello y haber supeditado su vida a ellas. Sin embargo, iremos descubriendo su otra cara cobarde de la que no está orgulloso ni quiere que salga a la luz. Nos enseña que nadie es totalmente bueno, blanco, inocente, que hay claroscuros, partes malas, sentimientos torcidos, lo que lo convierte en muy humano. El enfermizo amor que Ana Leticia siente por él ¿será su perdición? O ¿podrá desarrollar una vida con Viridiana (Mónika Sánchez)?, quizás, la única mujer lo suficientemente fuerte e independiente como para comprometerlo en un matrimonio por amor.

Temas:
Bajo la historia de una niña perdida que parece que nos cuentan, subyace otra que explica todo el sufrimiento que causó el accidente en la familia Rivadeneira y Álvarez del Castillo. Es la historia de una ambición truncada mucho antes de aquel fatídico accidente. Dicen que la venganza es un plato que se sirve frío, y fría y lenta es la venganza que fraguan a lo largo de años estos miserables, aliados a Edmundo (Rolando Brito) el administrador de Ernestina y padre de Ramiro.

Otro tema que atraviesa la historia es el de la paternidad/maternidad que marca a los seres humanos. Unos se vieron obligados a ejercer de padres sin estar preparados para ello, como Mariano quien con veinte años perdió a su hermano y cuñada; o Evaristo, quien siendo el abuelo tuvo que ser un padre para sus nietos extendiendo la sombra del hampa sobre ellos. Otros renegaron de la paternidad ya que sólo les interesa su hijo para cumplir con sus deseos o ambiciones como Edmundo, quien culpa a Ramiro por el suicidio de su mujer cuando él mismo la asesinó; o Facundo, quien ve a su hijo como un ser que solo debe dominar a los demás, sin ningún afecto o muestra de cariño, que considera eso una debilidad. Tadeo siempre fue un padre amoroso, preocupado por el bienestar de sus hijos sin lograr el respeto de Iñaki, aunque sí el de Javier.

Del lado de la maternidad está Remedios que nunca pudo parir un hijo y se convierte en la madre de sus inquilinos y en especial de Santiago por quien será capaz de dar hasta la vida, o luchar por Marcelo para sacarlo del mundo oscuro en el que lo crió su padre y traerlo a una vida más sensible y humana. Ernestina se vio obligada, por la muerte de su hija y su yerno, a ser una madre para sus nietas, sin que logre sacar lo bueno de Ana Leticia, culpándose por su carácter voluble y caprichoso. Nerina (Olivia Bucio) fue abandonada por sus hijos que solo querían dinero sin importarles lo más mínimo su amor o dedicación. Julieta se dejó arrastrar por su ambición y abandonó a sus hijos sin que se interesara por ellos nunca. Si no hubiera sido por la muerte de su hijo Daniel y que su esposo la dejara por otra y la echara a la calle con lo mismo que llegó a su vida, es decir, nada, no se habría preocupado por tener o “comprar” el cariño de Iñaki.

Música:
La telenovela cuenta con unos soundtrack, como “Alpha”, “Evander”, “Decanto”, “Besos” o “Sicópata”, muy buenos para cada situación aunque alguno es reciclado de anteriores novelas de la productora, creados por Alex Sirvent. La canción de Pablo Alborán “Se puede amar” es maravillosa con su toque romántico para Santiago y Ana Lucía; e, incluso, me gusta el de David Zepeda “Me duele tu ausencia”, una bachata de tempo romántico para Ramiro y Ana Laura. Tierno es el tema “Antes de ti” de Luja para la pareja de Ana Laura y Valentín, que al avanzar la historia pasa a ser para ella y Ramiro. “Volarás” es la canción que interpreta como Nerina, Olivia Bucio dentro del espectáculo de Danzaire. Alegre, moderna, bailable y pegadiza es “Pumpit up” sin que sepa su intérprete. Muy bonita la versión que suena de “Divina tú” de Carlos Macías en otra voz desconocida, para la entrega de Ana Laura y Ramiro. Y “Un héroe en tu piel” es de las últimas en aparecer en las voces de Ernesto D’Alessio y Paola Martí con la autoría de Alex Sirvent, y en las voces de Ernesto D’Alessio y Olivia Bucio en uno de los capítulos finales donde actúa la compañía Danzaire. Un 10 en este apartado.

Emisiones y final:
Esta telenovela se ofreció primero en Univisión, por donde comencé a verla, donde se emitieron 102 capítulos, varios de ellos dobles, al emitir dos capítulos al día en distintas etapas. El capítulo final fue recortado con lo que su duración en de poco más de una hora. Así que calculo que fueran unos 125 más o menos.

Después Nova nos dio la oportunidad de verla con lo que algunas pequeñas escenas que fueron recortadas por la cadena americana pudimos verlas enteras, como la muy famosa del baño de Ana Leticia recordando a su difunto marido Marcelo, donde yo no encuentro nada que no se pudiera ver.


Otra escena que se tijereteó fue una donde Ramiro se besa con su novia en su apartamento que no tiene ningún sentido acortarlo.

Pero lo más inexplicable es el final. El que ofreció Univisión fue el oficial durante unos meses, siendo el que se encuentra, por lo general, en cualquier página de internet donde queramos ver los capítulos. Después la propia Televisa puso su colofón, en el tradicional final en domingo, y al lunes siguiente Nova nos puso el que tenían comprado.

En el de Televisa pudimos ver a Ana Leticia acudiendo al psiquiatra en el anteúltimo capítulo, escena que ni Univisión ni Nova ofrecieron, con lo que entendemos porqué se decidió a declararse a su tío Mariano y forzarle a una relación en su final. La conversación es la clave para que el espectador entienda y nos la hurtaron. Quien quiera puede encontrarla en Youtube.


También vimos una escena entre Julieta y su hijo Iñaki donde se enfrentan para resolver la conflictiva relación de madre e hijo y lo difícil que es entenderse.

Vimos cómo se reanuda la relación de Mariano con Viridiana tras descubrir este por el video que le entrega Iñaki, toda la verdad sobre su sobrina y su nivel de psicopatía. Parecen pequeñas gotas, y sin ellas se pierden la lógica narrativa.

Tampoco habíamos visto el sueño de Ramiro la noche antes de su boda y que se intuía por las fotos que en el twitter de la novela habían colgado diferentes actores de la historia.

Entre otras más Televisa ofreció una escena entre Maribel y Javier donde ella se va recuperando de un accidente y él la cuida y mima hasta que esta acepta ser su novia. Esto hace entendible la última escena que aquí vimos de ellos en Nova.

Otras consideraciones:
En cuanto al vestuario la selección está bien para cada personaje, en especial, el de Angelique como cada una de las trillizas con mucha atención al maquillaje de cada hermana, las sortijas, pulseras y collares de cada una, los bolsos, calzado, etc. Fumazoni adecuado a un hombre trajeado algo informal aunque con pañuelo en el bolsillo en varias ocasiones, siempre elegante. La abuela como una mujer mayor pero moderna con sus ponchos, botas altas, collares grandes. Los personajes humildes sencillos pero no zarrapastrosos. David Zepeda como Ramiro también saca unos trajes muy bonitos que le quedan muy bien aunque un chaleco acolchado marrón le queda excesivamente ajustado.

La casa elegida para ubicar la pensión es grande, de una planta, y muy buena para los faranduleros que allí viven donde entrenan en el jardín entre árboles.


                  
La mansión Rivadeneira es la misma que la de Montserrat en “Lo que la vida me robó” solo que ahora aparece pintada de blanco en lugar del ocre anterior.
              
                   

Más curiosidades:
En cuanto a la entrada hay unas pequeñas diferencias en imágenes entre la emisión de Univisión (misma que vimos en España, aunque en el tercio final cambió) y la de México. En esta última el personaje de Rulli aparece frente a un espejo en el que se produce el cambio de Santiago a Marcelo. Susana Dosamantes aparece con su nombre en un recuadro y el de Olivia Bucio se sobreimpresiona en una escena apasionada de Marcelo y Ana Leticia que no aparece en Univisión.

Me gustó que la emisión por Univisión para las transiciones, supongo, a la publicidad, iba encerrando las escenas entre el mar y los brillos del sol con el logo de la telenovela, que no tienen otras emisiones, y luego se abría de nuevo.
                   

Era la tercera telenovela en la que Angelique y Sebastián formaban pareja y la segunda que trabajan con la productora Angelli Nesma. Era la segunda vez que Angelique hacía pareja con David Zepeda y la segunda vez que hace de hija de Blanca Guerra. Rulli y Espín tienen por tercera vez una relación de madre/madrina e hijo.

Otto Sirgo y Mónika Sánchez participaron con otros personajes en el original “Lazos de amor”.

En resumen, me ha gustado mucho aunque tardaron un poco en descubrir la relación que unía a la familia Álvarez con Ana Lucía, debieron recortar unos diez capítulos subiendo la intensidad. Le doy un 8’5.

                                     ~Critica hecha por Lucía~

8 comentarios:

Andrea dijo...

Muy buena crítica de la novela, comentando todos los aspectos más importantes.
Si no me equivoco eres la ganadora del año pasado, tanto en esa crítica como en esta se nota que te gusta o al menos se te da bien escribir ya que está todo muy bien escrito y explicado. Yo no me animo a concursar precisamente por eso, porque me cuesta explicarme jajajaja

Altair dijo...

Muy buena crítica, enhorabuena Lucía. Totalmente de acuerdo contigo Andrea. Te animo para el próximo año que participes, verás como te lo pasas genial. Además, si me lo permites, pienso que te explicas muy bien.
Saludos!!

tessa dijo...

Lucia, has hecho un trabajo minucioso, detallado y muy correcto.
En mi parecer la he encontrado demasiado extensa, es mi opinión, claro y perdona, prefiero decirtelo a no poner nada o decir todo bien.
Los personajes de las Anas y Rulli ya tenian tantisima " miga" que explicar
los otros personajes tan bien explicados ne he liado, para mi el pequeño fallo ( lo siento). Yo soy así, clarita como el agua!!!
Gafemo tiene su puntito, que cuando empiezas a liarte con la critica, ya se acaba.
( Como a todos doy mi parecer, me sabia mal no decir nada, me cuesta darle al botón de enviar....buff)

Un saludo!

Daniel dijo...

yo vi capitulos sueltos en su emision por Televisa y mira que me aburrio mucho el cambio de personalidad de Rulli con Marcelo-Santiago esta de más;de las trillizas solo Ana Leticia destaco por sus tintes de villana;siento que no es culpa de los actores mas bien creo es una mala adapacion de guiones a la epoca actual el personaje de Gina salio casi una mini protagonista en ella giran mas de tres historias el tío Mariano-Ramiro y Valentin.

Leda Leda dijo...

Una crítica muy larga...pero completa. Tiene razón Andrea, Lucia, tienes una verdadera capacidad de escribir y describir.Felicitaciones! Andrea y Tessa, vos también deberián participar al concurso el año proximo, si me he animado yo....que no soy española...
De las telenovelas con Boyer e Rullí solo he visto Teresa, pero la química entre ellos es increible, y la Boyer me parece perfecta en estos roles de mujer fuerte y decidida, un poco mala, que digamos. Curiosa por lo tanto de ver también Tres veces Ana!!!

Anónimo dijo...

Una gran crítica. No la vi porque el elenco no me llamaba la atención.
Me sorprende mucho lo de los finales, vamos, las escenas recortadas y añadidas en los distintos finales. No entiendo esos movimientos, porque no creo que ganen nada recortando.

Eugenia

lolita dijo...

una critica increible! muy detallada y muy bien explicada, si que es muy larga, pero muy amena de leer, me gusto mucho!
y de la novela digo que yo la vi y me encanto, el elenco es perfecto rulli y boyer son increibles juntos, ojala y se animen ha realizar otra telenovela juntos. y angeline estuvo espectacular, hacer de tres roles diferentes y tan bien es increible es una actriz como pocas. y lo unico que no me gusto fue que se supiera la verdad de la hermana casi al final de la novela, estuvimos toda la novela deseando que se encontraran las hermanas!!
saludos y mucha suerte!

Anabel Garcia dijo...

Le doy un 9 me gusto mucho la verdad me encanta angy y por supuesto sebastian