domingo, 9 de abril de 2017

¿QUÉ FUE DE...? Adriana Fonseca

Llegó al género de la mano de Televisa, con distintos personajes secundarios en telenovelas de finales de la década de los 90, como “Pueblo chico, infierno grande”, “La usurpadora”, “Preciosa” o “Rosalinda”, todas ellas producidas entre 1997 y 1999. Era el debut de una actriz que acababa de cumplir la mayoría de edad y llegaba cargada de ilusiones al género. En el año 2000 conseguía su primer protagónico, en “Amigos x siempre”, un proyecto que no le dejó buen sabor de boca: fue despedida hacia la mitad de la telenovela, según se dijo, por no cumplir correctamente con sus ‘llamados’. Lourdes Reyes la reemplazó.
Regresó al género un año después, protagonizando “Mujer bonita”, también en Televisa, junto a René Strickler. Ese mismo año también comenzó el rodaje de “Atrévete a olvidarme”, nuevamente como protagonista, al lado esta vez de Jorge Salinas.
Decidió dejar de lado a las buenas de la historia para convertirse en la villana juvenil de “Mariana de la noche” (Televisa, 2003) y en la de “Contra viento y marea” (Televisa, 2005). Tras dos años alejada de las telenovelas, volvía como protagonista de “Bajo las riendas del amor”, producida por Televisa en 2007.
Al término de esta última decidió hacer un parón en su carrera,  dedicándose al cine, al teatro y a su faceta como cantante. Tras afincarse en Estados Unidos, volvió al género en el año 2011 con un jugoso contrato de exclusividad que le permitía protagonizar varias telenovelas originales en Telemundo. La primera le llegó poco después: “Corazón valiente”, que protagonizó con José Luis Reséndez, y cuyas grabaciones terminaban en diciembre de 2012.
Desde entonces, hace ya más de cuatro años, permanece alejada de este mundillo, aunque ha seguido haciendo cine, con los ojos puestos en Hollywood. Qué ocurrió con su contrato de exclusividad con Telemundo es un misterio. El año pasado hizo casting para “El bienamado”, de Televisa. Hubo medios que la confirmaron como una de las tres hermanas protagonistas, pero el papel fue a parar a manos finalmente de Irán Castillo. También se rumoreó que podría haber fichado por Azteca para protagonizar un ‘remake’ de “La potra Zaina”, producida por RCN en 1993. No fue más que un rumor.
A sus 38 años está a tiempo de volver cuando quiera, aunque a mí particularmente me gustaría volver a verla de villana. En diversas entrevistas ha asegurado que no tiene inconveniente en regresar al género siempre que le ofrezcan un personaje y una historia interesantes. El tiempo dirá. 

No hay comentarios: