domingo, 8 de enero de 2017

ACTORES OMNIPRESENTES: Alexander Holtmann

Sabéis que soy muy fan de esos actores que van saltando de telenovela en telenovela a través de personajes secundarios que les sirven para ser identificados por el gran público y no parar de trabajar. Sí, esos a los que yo cariñosamente llamo ‘actores omnipresentes’. Actores que, además, tienen gracias a ello algo de lo que presumir en el mundo laboral de hoy en día: un currículum extenso que suele reflejar, además, trabajos con distintas productoras.
El ‘omnipresente’ del que os voy a hablar en esta ocasión es un actor alemán, hijo de madre finlandesa y padre alemán, que llegó a México en 2005, tras haber cursado diversos estudios de interpretación en Los Ángeles. En los últimos cuatro años, los más intensos de su carrera en México ha rodado once telenovelas.
Se estrenó en el género de la mano de Argos y Cadena Tres, con un papel episódico en “El octavo mandamiento”, producida en el 2012. Con ellos repitió experiencia ese mismo año en “Infames”, metiéndose en la piel de Richard Davis en un capítulo de la historia. Poco tiempo después, también en 2012, se convertía, también por un capítulo, en el embajador John McKenzie en “La teniente”, producida por Azteca 13. Cerró el 2012 con un papel episódico en “Capadocia”, producida íntegramente por Argos.
Con la llegada del 2013, se le vio en pantalla, aunque de la mano de otra productora: Televisa. Con ellos rodó “Qué bonito amor”, interpretando a Arnold Smith durante casi cincuenta capítulos. Al término de esta experiencia se puso a las órdenes nuevamente de Argos y Cadena Tres, con un personaje episódico en “Fortuna”. Terminó el 2013 como Randy, un personaje que aparece en los últimos doce capítulos de la primera temporada de “El Señor de los Cielos”, producida por Telemundo, Argos y Caracol. Participó también en tres capítulos de “La patrona”, de Telemundo y Argos, interpretando al asistente que opera el cambio de ‘look’ y de carácter de la protagonista.
En 2014 bajó su ritmo de trabajo, pero le dio tiempo a intervenir en “Las trampas del deseo”, una historia producida por Argos y Mundofox. El año pasado participó en “Amor de barrio” y este año rodó un par de capítulos de “El hotel de los secretos”, ambas de Televisa. 
Cabe comentar que al igual que muchos otros actores omnipresentes, Alexander ha combinado las telenovelas con papeles en series (“El encanto del águila”, por ejemplo), cine y teatro. Un no parar. Quedaos con su cara y con su nombre, porque aunque apenas lleva cuatro años en el género, puede que se convierta en uno de esos grandes actores omnipresentes. 

No hay comentarios: