domingo, 2 de octubre de 2016

SUELE PASAR: Espejito, espejito... ¡Te reviento!

No hay telenovela en la que un personaje, habitualmente un villano, destroce un espejo.
Un detalle que muchas veces busca introducir un poco más de espectáculo y dramatismo en la trama, ya que suele darse en el marco de escenas con diálogos muy sentidos, o en las que el personaje que destroza el espejo está viviendo una situación difícil.
Es algo que “suele pasar” y mucho… Van cinco ejemplos de ello…

“Cadenas de amargura” (Televisa, 1991)
Tras discutir con su hermana Natalia (Delia Casanova), al verla con algo que le ha recordado al hombre del que ambas estuvieron enamoradas, Evangelina (Diana Bracho) se va a su cuarto, enfadada.
Allí se coloca un pañuelo sobre el cuello, coge un candelabro y se mira al espejo. En un ataque de desesperación y rabia, contra él lanza el candelabro, haciendo que el espejo quede hecho pedazos.


“María la del Barrio” (Televisa, 1994)
Después de ser rechazada por Nandito (Osvaldo Benavides), Soraya Montenegro monta en cólera. Enfadadísima, no duda primero en tirar al suelo todo lo que pilla encima de la cómoda y, después, destroza un gran espejo con sus propias manos. Como era bastante predecible, acaba cortándose con uno de los cristales. Más carga dramática, aún.

“En nombre del amor” (Televisa, 2009)
Tras discutir con su sobrina Paloma (Allison Lozz), que desea casarse, algo que ella no está dispuesta a permitir, la malvada Carlota (Leticia Calderón), se encierra en su cuarto, donde, en un arrebato, coge un objeto de hierro y lo lanza contra el espejo, que se hace añicos.


“La sombra del pasado” (Televisa, 2014-2015)
Roberta (Susana González) pasa por una crisis de ansiedad después de haber visto morir a su marido, Raymundo (René Strickler) a manos de Severiano (Alexis Ayala), su amante, y después de que el primero los sorprendiera manteniendo un encuentro íntimo.
Incapaz de olvidar lo ocurrido, en el baño de su habitación, llora desconsoladamente hasta que, llena de ira, lanza un vaso al espejo, que se rompe.


“La esclava blanca” (Caracol, 2016)
Haber sido torturado, marcado y saqueado por la Causa Negra es la mayor humillación que ha podido sufrir Francisco (Andrés Suárez). Lleno de rabia, lanza su navaja contra el espejo de una de las estancias de su casa. Como es lógico, el espejo se rompe, quedando hecho trizas.


Son solo cinco ejemplos de algo que se ve, como os comentaba al principio, en casi todas las telenovelas. Os recomiendo que no lo hagáis nunca en casa, por muy ofuscados que estéis. Hace una semana se me cayó un vaso en la cocina, barrí, volví a barrer y a día de hoy aún siguen apareciendo cristalitos. Eso, con un vaso… Imaginaos lo que tiene que ser que se te rompa un espejo, leyendas supersticiosas aparte.   

2 comentarios:

lolita dijo...

Hola!! Yo no lo hari nunca porque es cierto que no dejariamos de barrer cristalitos en unos dias aparte ya de las supersticiones jejejeje a mi e encanto en nombre del amor ver a carlota rompiendo el espejo que buena interpretacion realizo ahi me encanto!! Los arrebatos de las grandes villanas jejejeje

Gafemo dijo...

Hola, Lolita...

¡Se me había olvidado lo de las supersticiones! Dicen que son no sé cuántos años de mala suerte, ¿no? Jajaja.
La escena de "En nombre del amor" es genial y aunque muchos la pongan de sobreactuada para arriba, Leticia hizo un papelón que además vino a "resucitar" su carrera (llevaba nueve años haciendo solo secundarios) y tras "En nombre del amor" consiguió más villanas y algún personaje entrañable como el que hizo en "A que no me dejas".

Un saludo!