miércoles, 7 de septiembre de 2016

UNA DE... Erratas y fallos garrafales en las entradas de las telenovelas (VI)

Va camino de convertirse en un clásico del blog, pues, no en vano, es el sexto ‘post’ dedicado a algo que me encanta: las erratas y fallos en las entradas de las telenovelas. Si os habéis perdido alguna de las anteriores entregas, podéis leerlas haciendo clic aquí.

Saúl LISAZO
Para mí, Saúl Lisazo es un actor de esos que da gusto ver en cualquier papel. Uno de esos actores capaz de brillar con cualquier personaje. Ya lo he dicho más veces, pero para mí es, junto a Humberto Zurita, Arturo Peniche y César Évora uno de los grandes actores del género, en lo que a México se refiere.
Hace unas semanas Lucía Dasilva me mostraba cómo habían convertido a este actor en Saúl Lizaso en la entrada de “Señorita Pólvora” (Televisa, Teleset y Sony, 2015).
Recordé entonces que su apellido, aparentemente fácil de escribir, también aparecía transformado en la entrada de “El clon” (RTI y Telemundo, 2010):

No hay dos sin tres, así que me puse a buscar el tercer error. Lo encontré en la entrada de “Prisionera de amor” (Televisa, 1994). El grafista de esta telenovela cometió el error de bautizarlo como Saúl Lizaso. Un error que dio pie a que otros muchos grafistas copiasen del mismo…
Fue el caso de de “Bajo un mismo rostro” (Televisa, 1995) o del de “Acapulco, cuerpo y alma” (Televisa, 1995).
La ‘maldición’ del Lizaso siguió persiguiendo a Lisazo durante unos cuantos años. Así lo corroboran las entradas de “La jaula de oro” (Televisa, 1997); “El niño que vino del mar” (Televisa, 1999) y “El derecho de nacer” (Televisa, 2002).
Como veis, un error que se ha repetido durante veinte años en entradas de diferentes productoras. Imagino que Saúl, siendo como es, se lo tomará con humor.

Sandra DESTENAVE
Es una actriz muy desaprovechada, que pese a que podría estar protagonizando, si hubieran apostado por ella, continúa haciendo secundarios a veces irrelevantes. 
En 2011 participó como una especie de villana en “Emperatriz” (Azteca 13), donde el grafista encargado de los rótulos de la entrada la convirtió en Sandra Destevane, como me comentó Marcelo, un lector, hace unas semanas.
El error fue subsanado a los pocos capítulos.

LISSETE Morelos
Volver a Televisa después de haber cosechado éxitos en Telemundo y Cadena Tres, implicó que Lisette Morelos tuviera que ver cómo un grafista hizo algo que nunca antes ninguno había hecho con su nombre. 
En concreto, convertirla en Lissete Morelos. Sí. Le dio dos ‘s’ en vez de dos ‘t’, que es lo correcto. Sonar sonaba parecido, pero viéndolo escrito, no deja de llamar la atención. Ocurrió en la primera entrada de “Un camino hacia el destino” (Televisa, 2016).

PATRICIA REYES SPÍNDOLA
También el grafista de “Un camino hacia el destino” hizo una cosa cuanto menos curiosa con el nombre de esta gran actriz. En concreto, añadirle una ‘E.’, entre los dos sustantivos que conforman su apellido, compuesto, pasando a ser Patricia Reyes E. Spíndola.
¿A cuento de qué venía esa ‘E.’? Deberíamos de preguntárselo a quien se la puso. Patricia Reyes se llama, realmente, Patricia Verónica Núñez Reyes Spíndola. No tiene sentido, pues, que se le añada una ‘E.’ que no se corresponde con nada. La polémica letra desapareció en la segunda entrada de la historia.

ISABELLA CASTILLO, por dos
Termino con un curioso fallo que también me pasa Marcelo. Tiene que ver con la segunda entrada de “El fantasma de Elena” (Telemundo, 2009). 
Se ve que a la hora de colocar los rótulos, su grafista no debía tener a mano un papel y un bolígrafo para ir anotando los nombres del elenco que iba escribiendo. 
Solo así se explica que el nombre de Isabella Castillo aparezca dos veces en la entrada, separadas por apenas cinco segundos.

Habrá más entregas…

No hay comentarios: