lunes, 11 de julio de 2016

I CONCURSO DE CRÍTICAS DE TELENOVELAS 'HdT'. "Corazón que miente" (Televisa, 2016). Por Ludata.

“Corazón que miente” es la historia de Mariela, que fue criada por su abuelo, a raíz de la muerte de su madre al nacer ella. Don Manuel es un famoso doctor de Puebla, quien sueña con construir su propia clínica para ayudar sanitariamente a la gente que más lo necesita. Pero Demián Ferrer envidia los terrenos propiedad del señor, y está dispuesto a cualquier cosa por conseguirlos. Rogelio lo ayuda a lograrlo, incendiando la casa donde vive Manuel con su nieta, provocándole la muerte.
Lucía está infelizmente casada con Demián, con quien tiene dos hijos, Alonso y Santiago. Hace varios años, ella fue obligada a casarse por su padre, quien no aprobaba la relación que sostenía con el ahora pintor y escultor Leonardo del Río. Leonardo y Lucía se reencuentran y se dan cuenta de que siguen sintiendo lo mismo que antes, y tras enterarse de la infidelidad de su marido con su propia prima Rafaela, acepta la propuesta de Leonardo de escaparse con él y los dos niños. Lucía ignora que Rafaela está escuchando la conversación y se lo cuenta a Demián, provocando la ira y los celos de éste, quien acude al parque donde se citaron Lucía y Leonardo con una pistola, pero en un forcejeo, Lucía es herida de muerte. Demián aprovecha la ocasión para culpar a Leonardo por la muerte de su esposa, pero lo liberan por falta de pruebas.
Tras ser liberado y debido a la muerte del doctor Manuel, Leonardo se hace cargo de Mariela, convencido por Carmen y el padre Daniel…
Años después, Mariela y Alonso se reencontrarán, después de ser amigos en su infancia, y surgirá en ellos un amor que tendrá que luchar contra la oposición de Demián, el interés amoroso de Leonardo en Mariela, las manipulaciones de Demián y Renata y el empeño de Mariela en recuperar las tierras que le fueron arrebatadas.
70 capítulos.
Producción de MaPat L. de Zatarain.

PERSONAJES
Comenzando por los protagonistas, Mariela y Alonso, muy bien interpretados por Thelma Madrigal y Pablo Lyle, he de decir que combinan muy bien, se nota la química y no es para menos, después de coincidir en “Por siempre mi amor”, como pareja juvenil; y en “La sombra del pasado”, donde ella era villana y él debutaba como galán protagonista.
Empezando con Thelma, le ha quedado muy bien su primera protagonista, Mariela, quien se graduó en medicina para cumplir el sueño de su abuelo fallecido y es capaz de plantarle cara a Demián Ferrer cuando le reclama los terrenos que este se robó para construir en ellos un hotel de su compañía. Una heroína con los pantalones bastante bien puestos, menos a la hora de elegir entre Alonso y Leonardo, el hombre del que se enamoró y el que la sacó adelante.
En el otro lado está Pablo Lyle, como Alonso, un galán dispuesto a todo por la protagonista, hasta enfrentarse también a su padre para lograr que Mariela recupere lo que le fue robado, hasta más o menos la mitad de la historia, donde pasa de ser el galán enamorado a un ingenuo que cae rendido a cualquier mentira de los villanos en contra de Mariela. Y rendido a los encantos de Renata, la prima que llega a vivir a la mansión Ferrer por ambición, guardando bastantes secretos que no son desvelados hasta los últimos capítulos. De Dulce María no puedo decir lo mismo que de Thelma y Pablo, simplemente no me gustó su actuación.
También del lado de los villanos está Alejandro Tommasi, interpretando a Demián Ferrer. Quizá al principio peca de sobreactuado, pero mejora con los capítulos, aunque tiene el personaje típico: padre del protagonista que se opone a la relación e intenta, hasta la saciedad, meterle por los ojos a Renata.
Casada con Demián tras la muerte de Lucía está Rafaela, la examante en turno. No había visto nunca actuar a Lourdes Reyes, quien la interpreta, pero la verdad es que bordó el papel de prima y amante, para lograr casarse posteriormente con el viudo.
Me gustó Diego Olivera como Leonardo y buena dupla, aunque breve, con Mayrín Villanueva como Lucía. Breve porque sólo aparece en los primeros capítulos, y su muerte es detonante en la historia. Helena Rojo interpreta magistralmente a  Sara, la madre de Lucía, y, por consiguiente, abuela de Alonso y Santiago. ¿Quién no hubiera querido tener una abuela como Doña Sara? En todo momento la tenemos como cómplice y defensora de sus nietos, aunque también la que le echa en cara a ambos sus errores. También es casi la única que le espeta a Demián sus verdades. Y quien resuelve varias tramas importantes al final de la historia.
Federico Ayos es Santiago, el hijo pequeño de Demián, despreciado por su padre, pues siempre creyó superior a Alonso, y ese hecho lleva a Santiago a celar y casi detestar a su hermano.
Alejandro Ávila interpreta a Rogelio, el empleado de confianza de Demián, como quien dice, el de los trabajos sucios. Maltratador, violador, asesino, chantajista. Sostiene una relación con Elena (Alejandra Procuna), la madre de Julio (David Palacio), quien está enamorado de Leticia, la hija de los sirvientes de la mansión Ferrer:Noé Valdivia, el chófer (Jorge Ortín) y Amalia, la cocinera (Alejandra Jurado). Aunque Julio está interesado en Leticia, ella está enamorada de Santiago, formando así uno de los triángulos amorosos de la historia. Por otra parte, los padres de Leticia fueron parte del servicio de los Ferrer, hasta que Demián intenta abusar de la chica, amenazando y despidiendo a los Valdivia cuando Noé lo descubre a punto de violarla.
La familia Moliner Bustos la forman Eduardo, padre anticuado y homofóbico, bien interpretado por Gerardo Murguía; Karla, la madre (Jessica Mas) y los hijos del matrimonio, Lisandro y Florencia, los jóvenes actores Emmanuel Palomares y Jessica Decote.
Alexis Ayala me sorprendió, siendo la primera vez que lo veo del lado de los buenos, y como cura, el Padre Daniel, hermano de Demián; María Sorté como Carmen, una viuda que no tuvo hijos (sólo uno que murió a las horas de nacer) y tiene con Leonardo una especie de relación madrina-ahijado, sin serlo; la colombiana Vanesa Restrepo da vida a Denise, la representante de Leonardo, enamorada del artista y con cierto rencor hacia Mariela, porque en el fondo sabe que Leonardo está interesado en ella. Ricardo Margaleff es Cristian, el amigoy confidente de Mariela.
Con corta participación, pero intensa, están Eric del Castillo, como Don Manuel; Arturo Muñoz, como el abogado Céfiro Hidalgo, quien ayuda legalmente a Mariela y tiene más peso conforme la trama avanza; Benjamín Islas como el corrupto agente de policía Preciado; Rubén Cerda, como Antonio Miranda, un personaje que aparece a partir de la segunda mitad de la historia y guarda un secreto en relación a Mariela; Ricardo Vera, doctor y director de la clínica donde entra a trabajar la protagonista; Lorena Álvarez, como la tía Marta, dueña de un prostíbulo, y los niños Valentina Hazouri, Nikolás Caballero, Santiago Torres Jaimes y Montserrat Grm, que interpretaron a Mariela, Alonso, Santiago y Leticia respectivamente en los ocho primeros capítulos de la historia.

TRAMAS
La trama de Mariela reclamando los terrenos que le fueron arrebatados tras la muerte de su abuelo dura aproximadamente mitad de la historia, llega un punto que parece ser olvidada; parece, porque lo que se muestra de esa trama en la otra mitad son hallazgos por parte de Céfiro Hidalgo y Lisandro, quienes descubren que el supuesto testamento del Doctor Manuel es falso y están buscando la persona que firmó, Vallarino, para que confiese la falsedad del documento y que Mariela pueda recuperar lo que le pertenece. A veces hasta parecía que en lugar de abogados, eran policías investigando lo que las propias autoridades no hacen por estar relacionado con Demián Ferrer, quien en ocasiones me recordó a Severiano Mendoza, villano de “La sombra del pasado”, con tantos crímenes, y sin que se le pueda demostrar ninguno, una especie de cacique donde tenía a las autoridades del lugar casi sometidas.
La historia de amor en los protagonistas pasa de la amistad entre dos niños, a verse años después y tener sus rifirrafes en un principio por ser él hijo de quien es, y empezar una relación más tarde, (SPOILER: hasta la boda frustrada de los protagonistas por las mentiras y el chantaje de Demián, su nuevo intento de meter preso a Leonardo por la muerte de Lucía, cuando años atrás lo soltaron porque las pruebas de balística demostraron que Leonardo no disparó el arma).
Sí, Demián nunca quita el dedo del renglón y siempre saca lo mismo para tratar de destruir a Leonardo, el asesinato de Lucía, culpando a otro de lo que él cometió años atrás.
La trama de la prima que llega a ver qué puede ganar y a la cual Demián tiene en casa por su supuesto dinero, para mí, sale sobrando. Primero intenta seducir a Santiago y después, además de negar rotundamente que se acostó con el primo menor, intenta hacerlo con el mayor, que cae cual tonto después de terminar su relación con Mariela.
Las historias y triángulos amorosos aportan el toque romántico a la historia. La pareja protagonista, con Renata y Leonardo por el medio. El mismo Leonardo, con su representante; Leticia y Santiago, cuyahistoria termina bien, aunque su amor por Leties algo repentino.Los terceros en discordia eran Florencia y Julio, que se terminaron gustando, pero (SPOILER: eran medios-hermanos, y se acabó el cuento. Lo tacharían de incesto, aberración y a saber qué más.
Todo villano que se precie se pasa la novela en maldades, y Demián no fue la excepción. Mató a su mujer. Accidentalmente, en el forcejeo, vale, pero la mató, y pretendía lavarse las manos culpando a otro. Intentó impedir que encontrasen a quien le ayudó a hacerse con los famosos terrenos, muriendo una persona inocente en el intento; presionó a n policía prácticamente para que hiciese lo que quería con el tema de la pistola con la que mató a Lucía; menospreció a su hijo menor, Santiago, siempre convencido que el único que le era ‘útil’, era Alonso, quien (SPOILER: resultó no ser su hijo), y pretender quitarse del medio a los que le descubrían los secretos, con una conveniente excepción: la que terminó de desenmascararlo en varios crímenes.
Rogelio, a pesar de ser un “villano secundario”, más a la sombra de Demián que a la propia, también resultó bastante vil. De golpeador, asesino y chantajista, hasta violador (SPOILER: por ello,resulta con media cara hecha cicatrices bastante raras para tratarse de un atropello, más bien parecía una cara cortada varias veces con un cúter).
Pese a ser en su mayoría una novela fresca y actual, hay temas que son más propias de una novela antigua: el hecho de que hayan forzado el compromiso de Florencia y Santiago porque el padre de ella creyó que habían tenido relaciones sexuales; un intento de violación ya muy visto, al igual que el maltrato doméstico que se denuncia con el personaje de Elena, que, por supuesto, no le planta cara hasta los últimos capítulos;una relación homosexual mal vista por cierto personaje, que aún hay tabúes, a estas alturas, en tramas de parejas del mismo sexo; y el casi típico secuestro en el capítulo final.
La musicalización está bien, aunque pocas canciones hay: el tema de entrada, homónimo de la novela, interpretado por David Bisbal; “Dejarte de amar”, de Dulce María y otra, que nunca supe cómo se llamaba, eran usadas como tema de cierre en cada capítulo. Los soundtracks, bien.
También, a pesar de que la telenovela es corta, hay tramas que para mí, sobran, como las discusiones en el matrimonio Valdivia, los padres de Leti, cuando ella piensa que el marido le es infiel, y la historia de Céfiro Hidalgo y su familia perdida (¿cuándo dejarán de meter la vida de los personajes más secundarios como relleno?). Además, creo que tardaron de más en cambiar de una etapa a otra: los años no pasan hasta el capítulo 8, cuando con 5 capítulos bastaban, como pasó en “El color de la pasión”.
También hubo alguna cosa que se quedó por el camino, como el hecho de que Lisandro discutía al principio de la novela con su padre porque lo había obligado a estudiar derecho, para que así heredase la notaría, cuando lo que le hubiese gustado estudiar era Relaciones públicas (no se volvió a tocar el tema). Y ¿qué pasó con el americano aliado con Renata para intentar desfalcar a Quadrum con un supuesto desarrollo turístico?
Dije anteriormente que quien propicia la solución de tramas al final de la historia es la abuela Sara. Digamos que el hecho de que Alonso abra los ojos a las tantas mentiras de Renata, que no son pocas, se lo debemos a la abuela. La resolución del resto de tramas es bastante pobre para ser el final de capítulo doble y le dan varias vueltas a lo mismo, sobre todo en el final de los villanos. Para los buenos, el final es el clásico y típico: boda de los protagonistas, todos felices y contentos, cada oveja con su pareja y fin.

CONCLUSIÓN
Una novela que entretuvo, clásica en algunos puntos y en algunos otros, novedosa. Corta, como parece que serán las novelas de Televisa, de momento; con una buena pareja protagonista y un argumento bueno, pero con un final clásico y algo predecible.

NOTA: 8


~Crítica realizada por Ludata (seudónimo)~

5 comentarios:

tessa dijo...

Gafemo!
Alucinante, menos mal que no se me ocurrio enviar nada.......que bien hecha, no es que vote....pero parece de un profesional y con fotos....mas intrigada por ver las otras
Vaya bloggers que tienes!

Valentina EV dijo...

¡Ala! Que calidad Gafemo, ten cuidado eh, que puedes estarte buscando sustituto tu mismo con este concurso jajajja ¡felicidades a la escritora,buen trabajo!

Gafemo (Hablemos de telenovelas) dijo...

Buenas noches...

Lo comentaba hace unos días, pero es que es verdad... Hay un nivelazo tremendo y esta es una muestra de ello.

Tessa... Yo creo que todos llevamos un crítico dentro y que es solo ponerse y sacarlo.

Valentina... Tengo miedo, no te creas jajaja. Si esto fuera una página web con presupuesto, hubiera fichado a unos cuantos. Te digo lo mismo que a Tessa...

A las dos os digo una cosa: a ver si para la segunda edición del concurso os animáis...

Un saludo!

lolita dijo...

la verdad que si hay nivel esta critica es muy buena, me ha gustado mucho, felicidades a la escritora!

saludos!

Juan José dijo...

Excelente crítica , Ludata . Es perfecta , y con lo que es mejor para este tipo de post : ahondar en la historia en cuestión sin desgranarlo todo en plan spoiler . No podría estar más de acuerdo contigo .

Gafemo , ahí tienes a una posible colaboradora . Yo pensé en inscribirme , pues me siento escritor casi desde la cuna , pero considero que aún me queda por aprender en materia literaria .

De todas formas , te felicito por convocar este concurso . Así todos podremos leer diversos y respetables puntos de vista sobre las telenovelas .

Un saludo .