lunes, 30 de noviembre de 2015

TELENOVELAS IN SPAIN: "Yo no creo en los hombres" llega a Nova

Segundo estreno telenovelero de la temporada televisiva en España. Tras la llegada de “El Señor de los Cielos”, hace unas semanas, hoy, 30 de noviembre, Nova estrena, a eso de las 20.00, “Yo no creo en los hombres”, una telenovela producida por Televisa el año pasado y ‘remake’ de la homónima producida en 1991. Protagonizada por Adriana Louvier y Gabriel Soto, “Yo no creo en los hombres” llega para sustituir a “Muchacha italiana viene a casarse”, que se encuentra en sus últimos capítulos.
Yo, que ya la he disfrutado, os doy varias razones para animaros a verla:
-Los personajes. “Yo no creo en los hombres” es una telenovela cargada de personajes realistas, de esos que sienten, sufren, aciertan, se equivocan y mienten.
El galán, para las que os gusta la fidelidad, es uno de los galanes más fieles y seguros de su amor por la protagonista que he visto en muchos años. Es uno de esos galanes que ya no quedan o se ven muy poco. También, para los que os gusta que haya varias parejas y varias historias de amor, aquí tenéis unas cuantas: la de los protagonistas, la de los hermanos de los protagonistas, la de los vecinos de la protagonista…
Personajes, todos ellos, a los que de una u otra forma se les acaba por coger cariño y echando de menos cuando la telenovela termina.
-El elencazo. Junto a Adriana Louvier y Gabriel Soto encontramos a Flavio Medina y a una larga lista de primeros actores y actrices: Azela Robinson, Rosa Mª Bianchi, Cecilia Toussaint, Juan Carlos Colombo, Alejandro Camacho, Luz María Jerez… Es una telenovela cargada de pesos pesados de la actuación, una serie de actores y actrices a los que da gusto ver en pantalla. Junto a ellos, una serie de actores curtidos en cine y teatro, que hacen con esta historia su primera inmersión en el género, como Pedro de Tavira o Sonia Franco.  
-Las tramas y sus giros. La telenovela tiene un guión muy bueno, con una serie de giros que buscan mantener al espectador con los ojos abiertos, delante de la pantalla de la televisión, con secretos, misterio y muchas mentiras. Hay buenas dosis de sufrimiento y es seguro que, quien la vea, acabará llorando en más de una ocasión. A mí me pasó. Es inevitable.
-120 capítulos. Esa es la cifra de episodios que tiene “Yo no creo en los hombres”. Para mí, que la vi en dos meses a ritmo de dos capítulos al día, una telenovela corta.
Os dejo mi crítica, publicada en este blog en julio, y prácticamente libre de ‘spoiler’, por si queréis leer algo más de esta historia.

Los que la vayáis a ver, ya me contaréis qué os parece… 

No hay comentarios: