miércoles, 18 de noviembre de 2015

¿QUÉ FUE DE...? Angélica Aragón

El éxito profesional sonrió a Angélica Aragón en los años 80 y 90. En esas décadas, Angélica se apuntó muchos de sus grandes tantos profesionales de la mano de Televisa, con títulos como “Vivir un poco” (1985), “La casa al final de la calle” (1989), “Agujetas de color de rosa” (1994) o “Cañaveral de pasiones” (1996), en los que fue alternando, sin problema alguno, protagonistas y villanas.
Fue tras finalizar “Cañaveral de pasiones” cuando decidió dar el salto a Azteca 13, la principal competencia de Televisa. La buena racha profesional continuó gracias al éxito de “Mirada de mujer” (1997), “Todo por amor” (2000) o “Mirada de mujer: el regreso” (2003).
Ese éxito que cosechó en televisión se extendió también al cine, con más de cincuenta películas en su currículum y al teatro, con una veintena de montajes sobre las tablas.
Sin embargo, tras haber alcanzado una gran popularidad gracias a ellas, Angélica Aragón decidió apartarse de las telenovelas en el año 2004, tras acabar de rodar “Mirada de mujer: el regreso”. Volvió siete años después para realizar una participación especial en “A corazón abierto”. Eso fue en el 2011…
Desde entonces y hasta la fecha, Angélica Aragón ha permanecido centrada en el cine. En junio de este año, preguntada por la situación del género en el país azteca, respondía que “las telenovelas hoy solo son refritos de historias de hace décadas, con tratamientos que no me gustan. La telenovela se ha vuelto permisiva y el medio se ha vulgarizado”. No obstante, reconoció que podría volver al género solo si se le presentaran “historias propositivas para la sociedad”.  
Está a tiempo de volver, aunque quizás no como protagonista, ya que se encuentra en una edad a la que ninguna diva llega como protagonista: 62 años. No obstante, ello no debería ser un problema para una actriz como Angélica Aragón, que seguramente sería capaz de brillar con cualquier personaje. 

No hay comentarios: