miércoles, 7 de octubre de 2015

PEQUEÑAS COSAS QUE ME MOLAN: Los documentos, a cámara

Para que el blog no tenga tanta carga negativa, he decidido, de cara a esta temporada, alternar el "Me chirría" (esa sección en la que critico las cosas que no me gustan del género) con una nueva sección a la que he bautizado como “Pequeñas cosas que me molan”, en la que aplaudiré algunas cosillas que me gusta ver en las telenovelas.
Dejo claro que para ponerle título me he inspirado en la mítica sección de Ángel Martín, “Pequeñas cosas que no molan” en aquel grandioso programa llamado “Sé lo que hicisteis”.
Comienzo con algo que, afortunadamente, es algo que se está viendo cada vez más a menudo en las telenovelas… Los documentos que un personaje entrega a otro son, efectivamente, documentos. Si se trata de una partida de nacimiento, efectivamente, vemos todos los datos del sujeto en cuestión. Si se trata de un contrato, también. Si alguien lee algo en el periódico, se nos muestra la noticia (o, al menos, el titular). Me alegra también que comiencen a hacerlo también con los teléfonos y que veamos mensajes de texto o Whatsapps entre los personajes. Vemos también las llamadas, e incluso, como se ve en la imagen que acompaña al ‘post’, si se hace una transferencia bancaria se nos enseñan todos los datos de la misma.
Las productoras han entendido, por fin, que estos pequeños detalles que antes se obviaban, por tiempo, por presupuesto o por lo que sea, ahora se tienen en cuenta a la hora de rodar. No costaba tanto hacer un papel que simulara una partida de nacimiento y que la cámara nos lo mostrara. Lo mismo puede predicarse de cualquier otro papel.
Pueden parecer tonterías, pero dan muchísimo realismo a la telenovela en cuestión. Que el espectador vea esas cosas hace que se involucre todavía más en la telenovela. Es una forma más de hacerle partícipe de lo que sucede en la historia. Y a cambio, la producción no gasta nada más que un par de minutos en preparar lo que se va a mostrar a cámara.
Nunca entenderé cómo algo tan sencillo tardó tanto en hacerse... 

No hay comentarios: