domingo, 16 de noviembre de 2014

CRÍTICA: "El color de la pasión" (Televisa, 2014)

Voy a ser sincero… No estaba entre mis planes verla. Sin embargo, empezaron a promocionarla bien (el tráiler me llamó mucho la atención) y los verdaderos críticos comenzaron rápidamente a alabar esta telenovela, de la que destacaban tres cosas: original, con ritmo y con un elenco muy bien equilibrado entre pesos pesados de la actuación y caras nuevas. Había que verla.

SINOPSIS y PERSONAJES:
Corre el año 1990. Adriana Murillo (Ariadne Díaz) y Alonso Gaxiola (Horacio Pancheri), son un matrimonio sólido y joven que está esperando su primer hijo. Él es dueño de una fábrica de Talavera en Puebla. Rebeca (Michelle Renaud) y Magdalena (Ana Isabel Torre), hermanas de Adriana, viven con ellos ya que son huérfanas.
*Logotipo de la telenovela.
Todos viven en aparente armonía, sin percatarse de que Rebeca es una mujer caprichosa y retorcida, pero con la suficiente inteligencia para pasar frente a todos como un ángel. Sólo Magdalena conoce los defectos de su hermana menor y sospecha sus intenciones.
Rebeca siempre ha estado enamorada de Alonso, y por ello envidia profundamente a su hermana. Ese sentimiento se aviva cada vez que ve a Adriana, feliz y embarazada, junto a su marido.
Un accidente cambiará el destino de Alonso y Adriana. Ella muere y su bebé, una preciosa niña llamada Lucía, logra salvarse. Deprimido, Alonso se aferra a su hija Lucía como único consuelo y Rebeca aprovecha la situación logrando su cometido de casarse con el que fuera su cuñado.
Veinticuatro años después, la casualidad hace que Lucía (Esmeralda Pimentel), conozca a Marcelo (Erick Elías), el cual llega a la vida de los Gaxiola con el afán de vengar la muerte de su hermano, que era amante de Rebeca (Claudia Ramírez).
Poco a poco Marcelo se va enamorando de Lucia surgiendo un amor profundo y entre ellos que se verá nublado con intrigas, problemas y malos entendidos. El pasado parece que regresa y envuelve al presente con tragedias que son el pan de cada día en esta familia, donde lo oculto va saliendo a la luz.

DATOS y TRÁILER:
121 capítulos de 45 minutos. México (Televisa). Productor: Roberto Gómez Fernández.

PERSONAJES y ACTUACIONES:
Este es uno de los puntos fuertes de la telenovela: un elenco que mezcla, sin que se note, grandes figuras del género con personas que están comenzando en esto. Caras con una gran trayectoria tras de sí y caras nuevas, lo cual se agradece mucho. En general son personajes ‘redondos’, ‘humanos’, que aciertan y se equivocan, a los que se les coge cariño o se les detesta.
Se agradece también que, transcurriendo varios capítulos en 1990, hayan elegido tan bien al elenco de esa época y al elenco de la época actual, tanto en el parecido físico de los actores como en la forma de ser de los personajes.
*Esmeralda Piemental (Lucía) y Erick Elías (Marcelo).
Y ya, empezando por la pareja protagónica, y más en concreto, por Esmeralda, debo reconocer que ha sido un gran descubrimiento. No la conocía y, pese a su juventud, ha demostrado que tiene mucha madera y que seguramente llegará lejos. Actúa de una manera muy natural, metiéndose en la piel del personaje hasta el punto de empatizar con el espectador de una manera que pocas consiguen. Quizás lo único que no me gustó de su personaje fue las veces que cayó en las mentiras de su hermana a lo largo de la historia.
El galán de Esmeralda es Erick, en la historia, Marcelo. El personaje me parecía un poco soso al principio, pero según avanza la telenovela y se le va conociendo es un personaje al que también se le coge cariño. Erick ha sabido llevarlo como nadie lo hubiera hecho y su química con Esmeralda nos ha dado una pareja tierna y adorable, pese a los reveses y obstáculos que deben vencer durante la historia.
La tercera en discordia es Rebeca, interpretada de manera soberbia por Claudia Ramírez. Rebeca no es mala; las circunstancias de su vida la convirtieron en una mujer fría, distante, capaz de todo por mantener su reputación y la de su hija. En realidad son dos las Rebecas que hay, ya que junto a esa mujer fría, seria y calculadora se esconde una Rebeca maternal y adorable, que nos deja unas escenas preciosas cada vez que sale en pantalla con su hija Nora.
*Ximena Romo es Nora.
Y ya que menciono a Nora, debo comentar que Ximena Romo ha sido todo un descubrimiento. Nos ha regalado un personaje enfermo, una mujer esquizofrénica y con trastornos de la bipolaridad que tan pronto está bien como llorando desconsoladamente o tratando de suicidarse. Es la versión joven de Rebeca, aunque mucho más enferma y trastornada. Había gente que criticaba que Nora era una pesada y no sé qué más; yo no, Nora es un personaje de esos que quieres por pena, por lástima, y que cala tan hondo que acabas llorando con su final (o al menos, eso me pasó a mí). Un gran personaje que seguramente abrirá muchas puertas a Ximena.
Sigo con más pesos ‘pesados’ de la actuación… Entre ellos René Strickler, que en la historia interpreta a Alonso, un hombre de buen corazón, padre de Lucía y Nora y esposo de Rebeca. Es otro personaje que también da cierta pena, porque tras el fallecimiento de su primera esposa se ve que no levanta cabeza, que es infeliz y que lo único que le mantiene en este mundo son sus hijas y poco más. Es un personaje adorable, con esa ternura que solo un actor tan carismático como René sabe dar a sus personajes. La química que tuvo con sus hijas en la historia fue tremenda.
*Esmeralda junto a Eugenia Cauduro (Magdalena).
Otra que también tiene un personaje adorable es Eugenia Cauduro, Magdalena. Es una mujer que hubiera encajado estupendamente con Alonso, porque son exactamente iguales en lo que a carácter y forma de ser se refiere. Hacía mucho que no veía a Eugenia y debo reconocer que me ha encantado volver a verla con un personaje tan tierno y que ella ha sabido llevar tan bien, manteniendo una gran química con Pablo Valentín (Mario), su novio y después marido en la telenovela. Ha sido un gusto volver a ver a Pablo en un personaje fijo y tan especial, pues es un hombre cuarentón que vive soltero hasta que se reencuentra con Magdalena, de quien se enamora.
Debe mencionarse también lo bien que ha logrado caer al público Doña Milagros, la madre de Marcelo, interpretada magistralmente por la gran Helena Rojo. Lo de caer bien, era ironía. Madre más pesada, controladora y cansina no la he visto en ninguna telenovela, pero ¡qué bien lo hace Helena! Helena Rojo es una de esas actrices que siempre da gusto ver en pantalla, haciendo el personaje que sea, pues siempre dan la talla, y más si a su lado tienen a una actriz como Angelina Peláez (Rafaela), con la que comparte gran parte de las escenas y con la que tiene una gran química (a su vez Angelina tiene una química bestial con Erick, pues aunque en la historia es su nana, realmente parece su madre). He disfrutado mucho con los rifirrafes entre Milagros y Rafaela y con el final que ambas tienen.
Otro personaje tierno, adorable, el prototipo de abuelo que todos quisiéramos tener, es Nazario, interpretado por un grande de la actuación, el señor Luis Couturier. Lo mismo que comentaba de Helena Rojo puede aplicársele a Luis. Es un actor que saca adelante cualquier papel y que nos ha dejado grandes personajes, como Don Nazario. La catarsis que logra para con el espectador en una escena concreta (la muerte de su mujer) es impresionante. Ha tenido una gran química con Patricia Reyes Spíndola, su mujer en la telenovela (otra gran actriz, aunque a mí su participación me supo a poco) y con Marcela Morett (la adorable Normita, con la que acaba el viejito gruñón de Nazario).
*Moisés Arizmendi es Amador.
Comentaba al principio que se agradecía ver caras nuevas (o que al menos para mí si son nuevas). Entre ellas destaco a Moisés Arizmendi, como Amador, un personaje cargado de envidia y recelo hacia su buen ‘amigo’ Alonso y con su eterno enemigo, Marcelo, que se trastorna de una manera espectacular durante la telenovela y que al final se convierte en el villano de la misma. No conocía a Moisés, pero me ha parecido que ha hecho una interpretación muy buena. Lo mismo digo de Montse Marañón (Brígida), su mujer en la trama, aunque también debo criticar a los guionistas por el poco peso que le han dado a un personaje al que se le había podido sacar más jugo.
Me ha encantado también Arcelia Ramírez, una actriz que yo no conocía, con su papel de Sara Ezquerra y todo lo que esta doctora transmite al espectador (es muy tierna su relación con Alonso y cómo se queda ella cuando esa relación ‘termina’).
En el elenco juvenil sobresaliente para Ilse Ikeda (como Letty, la amiga del alma de Lucía, con la que mantiene una relación de amistad que parece real), Javier Jattin (como el psiquiatra Román, con un triste pasado a sus espaldas) Natalia Guerrero (como Daniela, la ex de Marcelo, que a mí personalmente me ha gustado más al final de la historia que al principio), Mariano Palacios (como Rodrigo, el ex de Lucía, que pulula por la historia con algunas tramas relacionadas con su familia) y Mauricio Abularach, como el prototipo de amigo que todos querríamos tener, el bueno de Sergio Mondragón.
*El elenco, en la presentación de la historia.
Antes de ir a las tramas, dos cosas más. He disfrutado mucho y me he reído otro tanto con Lalo España y Gloria Izaguirre (Lalo y Tere) y su peculiar relación, que surge de un flechazo a primera vista. Me ha gustado especialmente ese trato tan respetuoso que tienen pese a ser novios, tratándose de usted mutuamente.
También he quedado muy contento con las participaciones especiales de Luis Gatica (que bordó su personaje de Ricardo Márquez), Roberto Blandón (al que siempre es un gusto ver en pantalla, y más con un personaje que da tanto juego como Alfredo) y Nuria Bages (aunque solo salga en cinco o seis capítulos).

TRAMAS:
La trama principal (hombre quiere vengarse de la mujer por la que se suicidó su hermano) recuerda al principio un poco a “La mentira” en su versión de “Cuando me enamoro”. Sin embargo, es solo un recuerdo, pues aunque beba de otras fuentes, “El color de la pasión” es una telenovela original.
*La familia Gaxiola-Murillo, al completo.
Una trama que transcurre en 1990 y esta trama de la venganza son el punto de partida de esta telenovela. Mientras que la primera queda sin resolverse prácticamente hasta el final (cuando se descubre que lo que parecía un accidente no era sino un homicidio imprudente), la otra se resuelve hacia el capítulo 80 de la telenovela. De ahí al final la telenovela funciona a través de tramas derivadas o conectadas con alguna de las dos antes expuestas.
La trama sentimental por excelencia es la de Lucía y Marcelo. Su amor tarda en materializarse y es comprensible, pues a ella la acaban de dejar plantada en el altar justo cuando Marcelo llega a Puebla. No obstante, poco a poco, Lucía se va abriendo al amor y como dije antes, la química entre los protagonistas nos deja una pareja entrañable.
Los intentos de Rebeca y Nora para separar a Marcelo y Lucía son de lo más normales (mentiras, malos entendidos…). Destaco a este respecto cómo se resuelve la trama del posible embarazo de Lucía, de una manera muy simple que nunca se había visto (creo yo) en una telenovela.
*Luis Couturier (Nazario) y Marcela Morett (Norma).
Junto a la trama amorosa de Magdalena y Mario (que puede parecer ridícula cuando ella le confiesa que es virgen, a sus cuarenta y pico tacos y habiendo estado a punto de casarse con otro), deben destacarse las tramas amorosas de Nazario y Normita, Alonso y Sara, Letty y Sergio (con el anterior flechazo de Letty por su jefe) y Lalo y Teresita (aunque respecto de esta, pienso que sobraba el tema de la violación de Tere).
La telenovela se desarrolla a un buen ritmo, manteniendo siempre cierto grado de misterio y tensión, y diciendo adiós a varios personajes por el camino. El final es coherente con la telenovela y todas las cuestiones abiertas se cierran.
Me ha gustado mucho también que, en las diferentes tramas, los personajes compartan con los espectadores secretos que otros personajes no saben o tardan en descubrir.
También me ha gustado el simbolismo que se plasma, de una manera u otra, sobre gran parte de las tramas (a través del pendiente, de la pistola…).

MÁS COSAS:
“El color de la pasión” transcurre íntegramente en Puebla. Ya comenté en anteriores ocasiones que me gusta el toque que da a la telenovela el hecho de que esta se ambiente en provincia. A esto debe añadirse para el caso que nos ocupa que aquí todo lo que se muestra como Puebla es, en efecto, Puebla. No hay ‘chromas’ ni historias de esas. La catedral es la catedral de Puebla, la noria es la noria de Puebla…
Junto a Puebla debo destacar obligadamente las playas paradisiacas que se muestran en un tres o cuatro ocasiones en la telenovela, aunque no se nos diga dónde están.
*Decorado interior de la casa Gaxiola.
Se agradece también que nos regalen pequeñas ‘pildoritas’ culturales sobre la fabricación y la historia de la Talavera, la cerámica que produce Alonso Gaxiola en su fábrica y que es preciosa.
Respecto a los decorados, la mayor parte de ellos están realmente logrados. La casa Gaxiola es espectacular por fuera y los decorados hacen que muchas veces se nos olvide que lo que vemos como interior de la casa no es más que un conjunto de decorados situados en uno de los estudios de Televisa. Hay otros decorados también muy conseguidos, como los de los apartamentos de Marcelo, Lucía o Daniela, la casa de las Ezquerra, la fábrica de Talavera de los Gaxiola… No me gustaron, eso sí, algunos decorados como el del despacho de Mario (me parece muy pero que muy anticuado y acartonado), la comisaría (parecía un desván de cualquier casa, toda desordenada y hasta sucia) o el de la casa de los Zúñiga (que se me hizo muy raro, por el mobiliario y los materiales usados y la sorprendente separación que, a juzgar por la escalera, había entre las plantas).
Y hablando de decorados, una cosa respecto al del hospital… ¿Por qué todos los personajes que, por lo que sea, ingresan en el Sta. Elena acaban en la habitación 202? ¿No hay más habitaciones en ese hospital?
*Erick y Esmeralda en una de sus escenas en la fábrica.
Nada que objetar respecto a la musicalización. El tema de entrada “Hoy es un buen día”, sin estar compuesto ‘ad hoc’ para la telenovela parece estarlo, porque le va como anillo al dedo y es una canción preciosa. Respecto de los ‘soundtracks’, a cada cual mejor, tanto los de misterio o suspense como ese tan precioso que ambienta las escenas de amor de Marcelo y Lucía.
Bien también el vestuario.
Acabo elogiando la grandísima dirección de escena que nos deja la telenovela, con espectaculares efectos especiales que se ven, especialmente, con la muerte de algunos personajes. Televisa va avanzando en lo que a innovar en técnica se refiere. Ya lo habíamos visto en “Mentir para vivir” y ahora lo hemos corroborado con esta telenovela.

Resumiendo, una telenovela corta, original e inédita, con un ritmo narrativo bueno y con pequeñas dosis de misterio, todo ello bajo una dirección de escena de las mejores que he visto en los últimos años. Ha arrasado en México y seguramente arrasará en los países a los que se venda. Espero verla pronto en España.

-PUNTUACIÓN FINAL: 9,25-


12 comentarios:

Lucia Dasilva dijo...

Justa puntuación para una gran novela. Sólo dos cositas.. Angelina Peláez* interpretaba a la nana de Marcelo. Y creo que el apellido es Esquerra*, en alguna escena recuerdo haberlo visto escrito. Saludos😉

Gafemo (Hablemos de telenovelas) dijo...

Gracias por el apunte... El cacao al que puedo llegar con los apellidos es tremendo...
Lo del apellido, lo dudé mucho y es que en una ocasión, en el gafete que lleva Sara en el hospital se veía 'Ezquerra'. Sin embargo, en otra ocasión, y referido a algo que firma Letty (no recuerdo qué era) se ve 'Esquerra'.
¿Será como Genaro, que puede escribirse tanto con G como con J?
Un saludo.

Anónimo dijo...

Pensé que comentarías sobre una de las escenas finales en la que al alma de Rebeca y su hija quedan deambulando en loa casa. Para mí fue magistral.

Lucia Dasilva dijo...

Empiezo a dudar lo del apunte..
Cuando mencionas a Lalo y Tere en las parejas secundarias, lo primero que me acuerdo es de la corbata de tucanes de Lalo jajaja
Y las playas, la de la luna de miel de Magdalena y Mario era Cancún (creo), y a donde van Lucía y Marcelo en los últimos capítulos, Playa Majahua.
Excelente dirección de escena y producción.

Daniel dijo...

ya esperaba la critica amigo; Gafemo aqui en México gozo de unos buenos números en audiencias y marco TT en redes sociales en su final; muy acertada critica concuerdo contigo en todo Rebeca es cierto fue una mujer obsesiva y vivía con temores y rencores, malas vibras y sentimientos que almaceno incluso en su hija Nora creando un ser frágil y siempre a la sombra de su hermana Lucia, Nora(Ximena Romo) fue TT el capitulo del viernes e incluso en el gran Final sin duda alguna excelente descubrimiento de actriz que no se formo en el CEA ella y Moisés Arizmendi comenzaron en el canal oncetv del IPN de México; me agrada esto que Televisa se abra a nuevos actores para canalizar una mejor producción, es por eso que me agradan las historias originales de Ocampo y Fernandez. Yo también me la pase mal con la muerte Nora ; porque para mi fue mi personaje favorito de ECDLP

felipe seba dijo...

excelente una de las mejores del año claudia ramirez y ximena romo excelentes y quedecir de erick , esmeralda y la sra helena rojo todo de primera

Gafemo (Hablemos de telenovelas) dijo...

Lucía, gracias una vez más por el apunte de las playas. En su día pensé en mirarlo para hacer la crítica, pero se me fue.
#Anónimo 1, coincido contigo en lo de esa escena. No lo menciono en la crítica porque no me gusta hacer demasiado 'spoiler' y comentar el final de las villanas, lo considero un 'spoiler' en toda regla. No obstante, queda englobado en la dirección de escena.
Daniel, Felipe coincido plenamente con vosotros. Yo también disfruté mucho con Nora y sentí mucho su final.

Anónimo dijo...

Realmente disfrute como espectadora esta telenovela, solo puedo decir que realmente me gusto, para mi se merece todos los premios...

angel herrera dijo...

Ximena Romo fue lo mejor! Ame esta novela.

Nick dijo...

Buena novela y mi favorito fue el personaje de Amador. Magistral interpretacion de Moises Arizmendi! Entre nos, yo tampoco lo conocia, pero ME FASCINO!!!

jose luis dijo...

Yo me vi esta novela y me pareció magistral de lo mejor que he visto pasar por Televisa, actuaciones impecables, destacando a esmeralda Pimentel, Helena rojo, Moisés Arizmendi Ximena Romo y Claudia Ramírez. Ojalá vuelvan a pasar una novela así de buena.

Anónimo dijo...

La verdad siento que tiene demasiadas tragedias innecesarias , como el accidente de don Nazario en la fábrica , el accidente de Rodrigo , la muerte de doña trini, el accidente de Daniela , el accidente de Rebeca (aunque fue leve) , etc etc .. Sin mencionar que en la mayoría de los capítulos tiene que estar alguien en el hospital por estos motivos , también la muerte de Alonso creob estuvo de más ... Y pues el final de Nora que decir , creo que merecía cambiar poco a poco y al final tener una mejor vida , pues ella no era mala , solo estaba psiquiátrica , y hablando de eso , el psiquiatra que la atendió y se enamoro de Lucía , debió haberla internado en un hospital psiquiátrico ya que esta tuvo varios intentos de suicidio , y demás mal praxis médica que vi aquí (soy médico, por eso lo digo) . En fin , me gusto la novela pero creo la historia fue muy equis. Saludos.