jueves, 18 de septiembre de 2014

POR FAVOR, UN PROTAGÓNICO PARA... Sandra Destenave

Inauguro otra sección más. En este apartado voy a pedir, razonadamente, a la productora de turno, que dé un protagónico a un actor o actriz que, a mi juicio, se lo merece. Como ya he dicho, expondré las razones que me llevan a hacerlo (no es pedir por pedir).
Empiezo en Telemundo y lo hago con una actriz que a mí siempre me ha parecido muy guapa y con mucho talento. La he visto en “Marina”, “Aurora”, “Marido en alquiler” y convence con cada personaje, llevándolos de manera muy natural y haciendo que el espectador los quiera o los deteste, en función de si son buenos o malos. Como mala la hemos visto en “Marina” (en unos veintitantos capítulos), donde a mí me dejó muy buen sabor de boca, especialmente en sus peleas con Sandra Echeverría y en “Aurora”, con un personaje con tintes de villana aunque al final se ‘reconvierta’. De buena, “Marido en alquiler” ha sido su último proyecto, con un personaje que pasa por una situación muy curiosa y un tanto futurista.
Hablo, para quien no lo sepa, de Sandra Destenave, una actriz y presentadora mexicana que inició su carrera en el género en Televisa, en el 2001, desarrollando roles muy secundarios, y donde estuvo hasta 2003.
En 2006 llegó a Telemundo, con “Marina”, en la que interpretó a Adriana, la primera esposa de Ricardo, una villana temible que muere a los veintipocos capítulos de empezar la historia. Me hubiera encantado que regresase como ocurría en “María la del Barrio” con Soraya Montenegro, pero no fue así. En los años 2008 y 2009 realizó papeles con mayor peso en telenovelas de Azteca, como “Vivir sin ti” o “Secretos del alma”.
Volvió a Telemundo interpretando a Natalia en “Aurora”, la al principio inaguantable esposa de Lorenzo, el protagonista, y examiga de Aurora y al final buena Natalia, enamorada del padre de Aurora. Siguió en la cadena con “Relaciones peligrosas” (no la vi, no puedo opinar) y “El rostro de la venganza” (con un pequeño papel en la etapa final). Pudimos disfrutarla, como dije, con una historia muy interesante en “Marido en alquiler”.
A sus 41 años creo que Sandra Destenave merece papeles de mayor peso. El talento le sobra y además es guapísima, con esos ojazos que tiene. Creo que es hora de lanzarla como protagonista o, al menos, de recuperarla como villana, algo que ha demostrado que sabe hacer muy bien. 

4 comentarios:

Lucía dijo...

Hola
No lo había pensado pero estoy totalmente de acuerdo con tu propuesta. Hay actrices maravillosas a las que nunca le dan la oportunidad de protagonizar mientras tenemos que soportar a algunas que no merecen ni un personaje secundario.
Yo la vi en Secretos del alma y resultaba odiosa como villana pero con matices (su ambición le pasa factura) y en Aurora, donde su personaje evolucionó, no era la típica villana loca o centrada en el sexo. Me falta verla en El rostro pero me quedé en el cap. 85 (voy muy despacio con ella pero es que estoy enganchadísima con
Quiero amarte que ya la estoy finalizando).
Hay tantos actores que merecen protagonizar que la lista te va a dar para muchos post.
Un saludo y que te recuperes satisfactoriamente.

Gafemo (Hablemos de telenovelas) dijo...

Hola, Lucía.

Yo la conocí en "Marina" y me encantó. Lástima que su personaje no volviera, como sí volvió Soraya Montenegro en "María la del Barrio". Y luego la vi en "Aurora" y "Marido en alquiler".
En "El rostro de la venganza" tiene un personaje muy curioso que aparece como en los últimos veinte capítulos.
Entiendo tu 'enganche' con "Quiero amarte", porque los últimos capítulos son tremendamente adictivos.
Gracias por los ánimos. Me encuentro ya mucho mejor.

Un saludo.

Ivana dijo...

Hola! Te sugiero , si esta dentro de tus gustos , colocar en esta sección a Marcelo Corodoba. Ha hecho papeles increíbles pero siempre de segundon. Tiene talento, es guapo y hace años esta en televisa y nada, no le dan su protagonico. Una pena. SAludos desde Arg.

Gafemo (Hablemos de telenovelas) dijo...

Hola, Ivana.

Tranquila, que Marcelo saldrá pronto en esta sección. Se lo merece.