domingo, 1 de junio de 2014

PROYECTOS FALLIDOS: "Un amor de película" (Telemundo, 2011)

Me toca hablarles en esta ocasión de un proyecto que no llegó a ver la luz y que, al menos eso creo yo, tenía muchas papeletas para llevarse a cabo.
Como les he contado en otras ocasiones, las cadenas de televisión presentan en mayo los conocidos como ‘upfronts’, pilotos de sus próximas propuestas, una especie de vídeos resumen de lo que van a producir de cara a la siguiente temporada. Sin embargo hay algunas ideas que finalmente acaban rechazándose ya sea por no despertar mucho interés en esa especie de feria de ‘upfronts’ o por temas presupuestarios.
Eso ocurrió con “Un amor de película”, idea de la estadounidense Telemundo. Aquí les dejo el ‘pilot’:
*TRADUCCIÓN VOZ EN OFF: Luis y Rocío son amigos aunque nunca se han visto el uno al otro. Su sueño [refieriéndose a Luis] es rodar películas. Su sueño [refiriéndose a Rocío] es verlas. La historia de ambos superará a las de la gran pantalla. Por ahora Rocío es una gran profesional. 
En un instante sus vidas cambiarán para siempre… Aunque aún hay un pequeño problema… Y cuanto todo parecía perfecto… Telemundo presenta a Litzy, Gonzalo García Vivanco y el regreso de Saúl Lisazo.
Rodada y ambientada en ciudades de México. Una historia de sueños y determinación. 

No hay una causa concreta que explique por qué no se llevó a cabo este proyecto que pintaba tan bien. Una historia rosa, sencilla, pero con una magia tremenda que hubiera servido para hacer ver tanto a los espectadores como a la cadena que García Vivanco es un actorazo, muy carismático además, y como protagonista puede funcionar mejor que otros que tienen por ahí del tipo de Reséndez.
Litzy me encanta. Es una actriz que lo da todo en cada proyecto y que lleva a sus personajes de manera muy natural, nada sobreactuada. En esta telenovela podríamos haberla visto en un rol de mujer más adulta, con trabajo en una gran compañía, más sofisticada y elegante, vamos, nada que ver con su personaje en “Una maid en Manhattan”.
Poco que decir también de Saúl Lisazo. Otro actorazo que sabe dar a sus personajes un toque irónico en sus relaciones con sus hijos, como ya vimos en “El clon” o “El rostro de la venganza”.
Del resto del elenco que aparece en el piloto, destacar a Geraldine Bazán y a Osvaldo Benavides.
De haberse rodado, esta telenovela se habría emitido en la segunda mitad del 2011, justo después de “Aurora” y repito, hubiera sido un éxito más para Telemundo. ¿Por qué? Pues por varias razones…
La primera es que se trata de una historia rosa y original, sin más pretensiones que entretener, y eso en la cadena funciona (véase “Una maid en Manhattan” o “Rosa diamante”). El contexto en que se maneja, con el cine como telón de fondo, le da además un toque especial a esa historia de dos personas que comentan películas sin conocerse (presumo que por internet) y que se acaban conociendo gracias a una casualidad del destino. La idea de rodarla en México (¿iría a ser una coproducción con Argos?) también es un tanto a su favor, ya que aunque ahora los estudios de Miami no tienen nada que envidiar a México, en aquel entonces Miami era sinónimo de decorado acartonado.
Hubiera sido una historia perfecta, para 100-120 capítulos, sin alargues innecesarios, apta para el primer horario de emisión que tiene Telemundo en EEUU.
Ya podían retomar ideas como esta o como otras de las que ya les he hablado y dejarse de cosas absurdas como el ‘remake’ miamense de “Pasión de gavilanes”

2 comentarios:

daniel azul amarillo dijo...

No era historia original, era remake de
"El amor no es como lo pintan" de tvazteca, son iguales las historias.

Gafemo (Hablemos de telenovelas) dijo...

Gracias por la corrección, Daniel. Las historias de Azteca, sobretodo de hace tantos años, me pillan muy atrás y si bien de "El amor no es como lo pintan" sabía algo, por cosas que he leído en entrevistas que han hecho a Eric Vonn, que fue el autor de la telenovela, no recordaba nada de su argumento a la hora de escribir el artículo y es cierto que la historia es idéntica, con algunos matices como que aquí no pintan a Lizty como una muchacha 'fea' como pintaban a Vanessa Acosta y algunos otros pequeños matices que se extraen del pilot.
Corregido queda.
Un saludo,