domingo, 25 de mayo de 2014

TELENOVELAS PARA OLVIDAR: Corazón apasionado (Univisión y Venevisión, 2011)

A Alberto Gómez (guionista al servicio anteriormente de Venevisión, ahora en Azteca) todo el mundo le conoce. Hay gente que se confiesa fan de sus telenovelas, y hay otros que hemos visto algunas y que nos da igual y que vemos la telenovela solo por reírnos de los personajes y ver cómo acaba la villana de turno (en eso sí que es un experto, en acabar con villanos de maneras terribilísimas).
“Corazón apasionado” (Venevisión-Univisión, 2011) fue una de esas obras escritas por Alberto Gómez. No la vi entera (de hecho solo vi un par de capítulos) pero lo poco que vi me sirvió para darme cuenta de que aquello no tenía ni pies ni cabeza y que era mejor dejarlo.
Comencé a verla cuando la estrenó TVE hace dos años y, lo dicho, no pude. Para mi gusto, un bodrio. En primer lugar era todo muy extraño… Marlene Favela se interpreta a sí misma en los primeros capítulos cuando era adolescente, habiendo una escena muy ridícula en la que está escribiendo en su querido diario sobre su novio Marcos. Vale que Marlene se conserva bien, pero para interpretar a una jovencita ya canta un poco. Y luego, cuando aparece Guy Ecker, me llamó la atención que todo el mundo lo trata como el típico joven capataz de hacienda mexicana (o miamense, en este caso).
Lo mismo que dije de Marlene lo digo de Guy: se conserva bien, pero no para interpretar a un personaje al que todos tratan como a un joven. Y junto a ellos, la Dosamantes dando voces (sólo me ha medianamente gustado en “Marina”, y porque su personaje va perdiendo peso según avanza la trama).
Nunca entendí cómo llegó a venderse medianamente bien esta telenovela, que se emitió incluso en Rumanía o Eslovaquia. No lo sé, aunque quizás fuera debido a su gran elenco encabezado por Marlene Favela, que tiene un gran tirón desde “Gata salvaje” y Guy Ecker, que vio renacer su carrera con “Eva Luna” (que también era bastante mala, pero no tanto como “Corazón apasionado”). Tampoco entendí cómo lograron que actores consagrados como Lorena Meritano o Luis José Santander, que eligen bien sus proyectos,  acabaron recayendo en este circo en el que pasaba de todo, eso sí, en 111 capítulos, que viene a ser la mitad de la duración de las primeras telenovelas de Alberto Gómez. 

3 comentarios:

Lucia Dasilva dijo...

Pues no, la historia no tenía mucho sentido, y hacer pasar a Favela por adolescente y Guy como treintañero ya no les queda. Lo único decente de la telenovela fue, como bien dices, Lorena Meritano y L.José Santander, aunqie yo le añadiría otra actriz más: Daniella Navarro, quien tampoco cuela mucho como adolescente (tenia 18 años en la trama), pero da mas el pase si lo comparamos con lo de Favela. De lo demás, sí, totalmente para olvidar.

Gafemo (Hablemos de telenovelas) dijo...

Lo de Daniella medio coló gracias a que no es tampoco muy mayor y la desmaquillaron, le alisaron el pelo y la vistieron en plan jovencita de instituto. Eso mismo se lo hacen a la Favela y quedaría muy extraño, como se vio en pantalla en los primeros capítulos.

Lucia Dasilva dijo...

En el capítulo 1. Creo que se aprovecharon de que la narración de años antes era cortita e hicieron pasar a Marlene como adolescente, cuando ya no le queda.