jueves, 20 de marzo de 2014

CAMBIO DE PROTAGONISTA: Gabriel Porras por Mauricio Islas en "Prisionera"

No es raro que en pleno rodaje de una telenovela sea necesario cambiar al protagonista, es decir, reemplazar a un actor o actriz por otro, manteniendo el mismo personaje.
Ello puede deberse a múltiples motivos, y en ocasiones no se da ninguna explicación al espectador, como ocurrió con Mauricio Ochmann en “Marina”, pese a que ello pueda ser molesto para el espectador.

Ello ocurrió en “Prisionera”, una telenovela de Telemundo, rodada en 2003-2004, protagonizada por Gabriela Spanic. La vi completa cuando la emitió TVE y me gustó ya que siempre andaban pasando cosas, era un puro ‘circo’ miamense. 
Su protagonista masculino inicialmente era Mauricio Islas. Sin embargo, sobre cuarenta o cincuenta capítulos después del inicio del rodaje se vio obligado a dejarlo, por causas que todos sabemos y que no tiene caso volver a mencionar. Y claro está, tocó buscarle sustituto.
Fue reemplazado por otro actor que lo único que tenía en común con él era ser mexicano: Gabriel Porras.
Recuerdo que el cambio me provocó un cierto desconcierto. Daniel Moncada (creo que así se llamaba el personaje) era Mauricio, al que aquí ya habíamos visto en “El manantial” un par de años antes, no aquel entonces desconocido Gabriel Porras, al que hasta entonces no habíamos visto en España, es más, ni nos sonaba su nombre.
Como digo, el cambio fue sorprendente. Se pasó de un galán de tez clara a uno de tez más o menos bronceada, que además era unos años mayor que Islas (le lleva cinco o seis, si no me equivoco).
Pese al ‘shock’ de los primeros capítulos finalmente me acostumbré y me acabó cayendo bien Gabriel (de hecho luego lo vi en “¿Dónde está Elisa?”, con un personaje completamente distinto). Y al igual que me pasó a mí, le pasó al resto de España, ya que luego llegaron aquí “Madre Luna”, “El rostro de Analía”, “La casa de al lado” y la propia “Elisa”, gracias en parte a  la popularidad que le dio “Prisionera” en este país.
Por último, me gustaría acabar comentando la curiosa coincidencia que se produjo entonces de que los tres actores principales se llamasen igual (Gabriela Spanic, Gabriel Porras y Gabriela Roel).  

2 comentarios:

valpimu dijo...

A la que no hizo falta cambiar fue a la actriz que interpretaba a "Lulú", la formidable Diana Quijano. Pues ya se encargaba ella de cambiar su aspecto si era necesario, cosa que se convirtió en todo un juego en los últimos capítulos en la deriva final del personaje: los espectadores se quedaron impactados con su actuación, no se sabía hasta dónde podía llegar, cada día era una sorpresa. Diana Quijano consiguió hacer una gran creación de ese personaje. Y para la caracterización de la malvada "Lulú" llegó a utilizar una las piezas de joyería de su propia colección, una serpiente bicéfala que le íba muy bien. En el blog personal de esta actriz se puede ver tanto la serpiente como el resto de joyas que confecciona. http://dianaquijano.blogspot.com/p/diana-quijano-950.html

Anónimo dijo...

noooooooo