domingo, 1 de diciembre de 2013

SUI GENERIS: Las telenovelas de época y su futuro

¿Qué tienen en común “Amor real”, “Alborada” y “Los plateados”, por poner tres ejemplos? Que todas ellas se ambientan y transcurren en épocas pasadas.
Sin embargo, esa tendencia de ambientar historias en el pasado, muy presente en el género durante la primera década del siglo XXI, se está perdiendo, por mucho que nos pese.
Las telenovelas de época tienen un alto factor de riesgo: se gasta muchísimo dinero en ellas (ya que requieren de otro tipo de vestuario, decorados, vehículos…) y no siempre son del agrado del público, con lo que la inversión que se hace en la telenovela es difícil de recuperar por esa vía y únicamente puede salvarse por la vía de ventas, aunque la experiencia me dice que lo que no triunfa en México no se vende al extranjero (más allá de Univisión y demás canales participados por la propia Televisa).
*Reparto de "Amor real"
El emporio mexicano por excelencia, Televisa, sabe bien de lo que hablo. Tras un largo historial de producciones de época que dieron la vuelta al mundo, la cadena dejaba de apostar por este tipo de historias en el 2009, tras ver cómo la nueva versión de “Corazón salvaje”, con Aracely Arámbula y Eduardo Yáñez, resultó ser un gran fracaso para lo que se esperaba de ella; y de ver cómo, un año antes, “Pasión” (una historia original), con Fernando Colunga y Susana González tampoco despertó el interés de los espectadores. En relación a lo que antes comentaba de las ventas, ninguna de ellas (pese a lo que gustan Colunga y Yáñez en este país) llegaron a España. 
Desde entonces decidieron ir a lo seguro (es decir, remake de historias emitidas diez o quince años a lo sumo por la propia empresa), pero abandonaron de lado a las telenovelas de época. La mismísima Carla Estrada, productora de “Amor real”, “Alborada” y “Pasión” intentó sin éxito llevar a la pequeña pantalla una telenovela de época, al menos parcialmente (ya que también se desarrollaba en época presente): “A la luz del ángel”. Fueron los motivos que comentaba al principio los que propiciaron el ‘no’ de Televisa a ese proyecto.
Y si Televisa lleva cuatro años sin arriesgarse, Telemundo lleva cinco años sin producir nada de época, por lo mismo que comentaba antes de ese factor riesgo acusado existente en este tipo de producciones.
Lo último de época que vio la luz en la productora fue “La traición”, con Mario Cimarro y Danna García. Se creyó que funcionaría por la pareja, pero el público les dio la espalda y pasó sin pena ni gloria, pese a la buenísima ambientación que tenía y una historia más o menos atrayente (solo vi algunas escenas sueltas).
*Escena de "Zorro, la Espada y la Rosa."
Antes de esta, a Telemundo le había ido más o menos bien con “El Zorro, la espada y la rosa”, de una calidad impresionante, que en España funcionó más o menos bien.
Se habla ahora de que Telemundo y Argos están preparando una versión de “Los miserables”. No sé si se ambientará en la época en que transcurre la novela de Victor Hugo o si la ambientarán en el presente. A mí me gustaría lo primero, pero habrá que ver en qué queda este proyecto del que únicamente se sabe que será protagonizado por Aracely Arámbula y escrito por Valentina Párraga (“Doña Bárbara”, “La patrona”, “La reina del Sur”).
Si finalmente se realizase una producción de época, la calidad está asegurada, ya que Telemundo y Argos produjeron historias como “Gitanas” o “Los plateados” en el pasado. No obstante, calidad no significa aceptación por el público.
*Escena de "La Pola". 
Yendo a Colombia, RCN también lleva tres años sin ofrecer al público nada de época, después del arrollador éxito que tuvo en su país “La Pola”, una telenovela de corte histórico que tiene una escenografía espectacular. Solo vi algún capítulo suelto, pero tengo claro que la veré en cuanto tenga tiempo (porque es larga), ya que me llama mucho la atención.
Y ni con un éxito sin precedentes como ese, RCN se atreve a apostar por más producción de época.
Del resto de canales ni hablo ya que o no han hecho nada ambientado en otro tiempo (véase Azteca 13) o lo poco que han hecho data de muchos años atrás.
De todas formas, espero que se anime pronto alguna televisora a ofrecernos nuevas telenovelas de época. Entiendo que no quieran gastarse dinero en época de crisis y mucho menos correr con el riesgo de que al público no le guste lo que le ofrecen y para eso tengo una solución: probar a ambientar telenovelas en época ‘reciente’ (años 60, 70 u 80). En España nos ha funcionado muy bien, con “Amar en tiempos revueltos” y otras series como “Cuéntame cómo pasó”, pero en México, USA o Colombia apenas se ha visto el ambientar una telenovela en una época del pasado reciente. Y personalmente creo que podría funcionar.

Ahí lo dejo. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

las de epoca son lo mejor sus ambientes sus historias imposibles en la actualidad ambiente belico historico ricos pobres escenografia vestuario...y ninca pasan de moda las puedes ver en su momento y 10 años despues y no la rechazas a mi me encanto Amor Real y es q sus tres protagonitas son d mis preferidos...no puedo evitarlo creci con ellos y sus personajes en diferentes novelas el manantial la usurpadora...sin duda donde actuen cualquiera de ellps los vere..