domingo, 29 de diciembre de 2013

PROYECTOS FALLIDOS: Madre sustituta (Televisa, 2014).

Hace no muchos días se daba a conocer que la telenovela “Madre sustituta” en la que la productora Giselle González llevaba trabajando meses, no verá finalmente la luz.
Con parte del elenco confirmado, y los guiones preparados ya listos para rodar, esta telenovela, que iba a abordar como tema central las gestaciones realizadas por medio de vientre de alquiler, ha sido sacada de los planes de Televisa para 2014.
*Los protagonistas.
Iba a ser protagonizada por José Ron y Esmeralda Pimentel, con la colaboración de actores como Alejandro Camacho, Blanca Guerra o María Rojo, versión libre de un drama surcoreano.
¿El motivo? La televisora ha argumentado que se trata de un tema muy fuerte que no encaja en los esquemas de la cadena.
¿Mi opinión? Aparte de la grandísima trastada que han armado a la pobre de Giselle (imagínense ustedes que faena, la de estar trabajando durante meses para nada), creo que no han querido arriesgar con una historia que iba a ser completamente novedosa y original para el mundo de la telenovela latina. No han querido arriesgar no solo por las posibles polémicas que podrían haberse suscitado, sino también por los bajos niveles de audiencia de las últimas producciones originales de la cadena, como Mentir para vivir”, “Cachito de cielo” o “Dos hogares”, pese a la calidad, al menos de la primera de ellas que fue la única que vi de las tres.
A Televisa le gusta ir a lo seguro y lo seguro es hacer el remake del remake del remake, habiendo historias que la propia cadena ha hecho cuatro o cinco veces y que, misteriosamente, siempre funcionan (véase “Corazón indomable” o “Lo que la vida me robó”).
Sigamos pues, en pleno siglo XXI, produciendo historias de huerfanitas que se enamoran de un ricachón que las rechaza o las deja embarazadas a la primera de turno y luego desaparece de su vida, para volver años después, cuando la protagonista ya es una mujer rica que ha heredado toda una fortuna de su padre, abuelo o tío de turno que no sabía ni que existía. Sigamos viendo a Marías Desamparadas, Maris Cruces, Marischuys y Marías Estupideces.
Mientras tanto, telenovelas que prometían, como esta o "A la luz del ángel", también original y cancelada, no se verán nunca.

¡Con las ganas que tengo yo de ver el tema de la gestación en vientre de alquiler en una telenovela después de que Telemundo cancelara también en 2009 Amor de madre!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo. Ya estoy cansada de la misma historia de siempre con la naca pobre que tiene al abuelo que se muere y casualmente todas son Marias. Estoy cansada de historias con personajes protagónicos tontos. Estoy cansada de productores como Nicandro Diaz y Salvador Mejía que salen con puras nacadas. Deberían de darle más espacio a productores como Roberto Gómez Fernández y Carla Estrada.

Anónimo dijo...

no estoy del todo de acuerdo con el anterior comentario, a lo mejor es que yo soy una romántica empedernida, pero a mí me encantan las telenovelas clásicas, aunque también me gustaría que se arriesgran un poco con otras tramas, también es verdad. De todas formas, yo casi siempre sigo dos telenovelas a la vez, generalmente una más clásica (ahora "lo que la vida me robó") y otra más de intriga- misterio (en este caso "la impostora"). Generalmente es telemundo más que televisa la que se arriesga más y apuesta por tramas un poco más "diferentes" como decís vosotros.
Un saludo!!