jueves, 28 de noviembre de 2013

ESCENAS MAL HECHAS: Accidentes de coche (I)

Los que me lleven leyendo algún tiempo saben que “En nombre del amor” es una de mis telenovelas favoritas y que me encantan las historias que produce Carlos Moreno Laguillo.
Sin embargo, todas tienen sus pegas en lo que a realización y efectos especiales se refiere, especialmente cuando de accidentes automovilísticos se trata.

Ya en “En nombre del amor” vimos cómo el equipo técnico de la telenovela recreaba por ordenador un par de accidentes que acontecían a lo largo de la historia: el de los padres de Paloma y el de Romina (Altair Jarabo). El vídeo que les dejo a continuación es el del accidente de Romina, ya en uno de los capítulos finales de la telenovela.
Me atrevo a decir que es uno de los accidentes más ‘chafas’ que he visto en toda mi vida ya que, podía hacerse mediante ordenadores, como se hacen en muchas telenovelas, pero el resultado, en este caso, es horroroso, más propio de un videojuego que de una telenovela. Para eso hubiera valido más que no nos mostraran el accidente, sino únicamente una cara de susto de Romina y siguiente escena.
No obstante, lo de recrear accidentes por medio de ordenador para sus telenovelas es algo que sigue haciendo este equipo, según pude ver en el primer capítulo de “Quiero amarte”, con el accidente que sufre el personaje de Karyme Lozano.

Y es que debe fastidiar tener que destrozar un coche que cuesta su dinero y parece ser que a los encargados de la dirección de escenas no les da más que estas queden mal. Ello ocurrió con una de las escenas más sorprendentes de “Amor bravío”, otra grandísima telenovela. 
En esa escena concreta, Isadora (Leticia Calderón), empuja al todoterreno en el que están Alonso (Flavio Medina) y Ximena (Laura Carmine) con el fin de tirarlos por un precipicio. La escena pone los pelos de punta a cualquiera aunque chirría un pequeño detalle: la camioneta que cae por el precipicio no se parece, ni por asomo, a la camioneta en la que estaban Alonso y Ximena antes de ser tirados al precipicio por Isadora:

Si destrozar un coche nuevo ‘duele’ porque es destrozar unos cuantos miles de pesos, ¿por qué no se busca en un desguace uno igual al que tienen los personajes de la historia, se compra por muchísimo menos dinero y se usa para tirarlo por donde sea? Es la mejor solución para evitar este tipo de escenas mal hechas. 

No hay comentarios: