martes, 24 de septiembre de 2013

¿QUÉ FUE DE...? Allison Lozz

Inició su carrera como actriz con apenas once años, en la telenovela “Alegrijes y Rebujos”, después de haber participado en un reality show llamado “Código F.A.M.A.”.
Tras esa telenovela vino otra de corte infantil, “Misión S.O.S.” y, ya cuando tenía trece años fue parte de la telenovela juvenil “Rebelde”.
A continuación participó en “Las dos caras de Ana” y, ya en 2007 (cuando tenía quince años) protagonizó “Al diablo con los guapos”, con Eugenio Siller.
Sin embargo si hay una telenovela que la hizo mundialmente famosa esa es “En nombre del amor”, una historia en la que llevó el rol protagónico y donde compartió créditos con actores de la talla de Leticia Calderón, Arturo Peniche, Victoria Ruffo, Laura Flores, Víctor Cámara u Olivia Buccio, entre otros.
Hablo de Allison Lozz o, lo que es lo mismo, Allison Marian Lozano Núñez.
Yo tuve el placer de conocerla, artísticamente hablando, en “En nombre del amor”, una telenovela que se emitió en España cosechando un rotundo éxito. No la conocía de nada, pero su personaje, el de una joven marcada por la muerte de sus padres y criada por sus tías, una buena y la otra mala malísima, me llegó al alma.
Recuerdo las lágrimas que se le caían a Paloma el día de su boda con Iñaki al ir a buscarlo a su casa y encontrarlo en las últimas. Recuerdo también el bonito encuentro que tuvo con Juan Cristóbal al saber que él era su padre. Y lo que le tocó llorar al descubrir que Macarena era su verdadera madre, a la que perdió poco después.
Allison Lozz sabía hacer algo que cada vez menos actores y actrices consiguen: transmitir, empatizar con el espectador, provocar aquello que los griegos llamaban catarsis.
Le veía un gran futuro como actriz, pero lamentablemente para los que la admiramos, Allison decidió retirarse de la profesión (abandonó también su carrera de cantante), para dedicarse en un primer momento a la religión (es Testigo de Jehová) y casarse y dar a luz a una hija preciosa a la que llamó London Rose.
Aseguró en multitud de ocasiones que es feliz con su vida y me alegro mucho por ella, aunque como estaba diciendo, los que la admiramos la echamos de menos en el género, más con la carrera que tenía por delante.
En lo personal creo que la fama la sobresaturó y decidió alejarse de un mundo que aunque a nosotros nos parezca fantástico y fabuloso, acaba cansando a muchos actores y actrices.

¿Volverá algún día? El tiempo lo dirá. Aún es joven (tiene 21 años) por lo que podría retomar sin ningún problema esa prometedora carrera que dejó aparcada hace ya cinco años.  

No hay comentarios: