lunes, 9 de septiembre de 2013

¿QUÉ FUE DE...? Adela Noriega

Todos aquellos que vemos telenovelas sabemos quién es Adela Noriega, una de las grandes del género, protagonista de grandes éxitos en los 80 (como “Quinceañera”, entre otros), en los 90 (“El privilegio de amar” o “Guadalupe”, entre otros) y en la primera década del nuevo siglo (con “Amor real”, una de las telenovelas más exitosas a nivel mundial, entre otras).
Adela Noriega, que debe tener unos 43 o 44 años, lleva ‘desaparecida’ desde el año 2008, cuando rodó “Fuego en la sangre”, adaptación mexicana de “Las aguas mansas” o, lo que es lo mismo, “Pasión de gavilanes”. Hace nada tuvimos la ocasión de ver “Fuego en la sangre” en España y, ¿qué quieren que les diga? No entiendo por qué fue un exitazo en México, porque la novela, pese a tener un muy buen elenco, es pésima. Tampoco entiendo cómo una actriz que elige bien a sus personajes se pudo prestar para esa cosa, que encima es interminable (tiene más de 200 capítulos de cuarenta y cinco minutos).
Como iba diciendo, Adela Noriega lleva desde 2008 alejada del género que tantas satisfacciones le ha dado. Ella solía descansar su imagen durante dos o tres años después de terminar un proyecto, pero en esta ocasión el descanso se está haciendo más largo de lo habitual… Sí que se comentó que hizo casting para protagonizar “Amores verdaderos”, hace un año, pero que no se quedó con el papel, que finalmente recayó en Erika Buenfil, que relanzó su carrera con esta telenovela.
Adela Noriega debe regresar, sea con Televisa o con Telemundo (se comentó también que se iba a las filas de esta cadena, aunque fue solo un rumor falso), pero debe hacerlo con un personaje distinto a sus últimas protagonistas que eran, en su mayoría, jóvenes virginales de clase alta incapaces de romper un plato. Adela ya no está para esos trotes y debe volver interpretando lo que es, una mujer de más de cuarenta años y no una veinteañera. También espero que si decide volver solo espero que lo haga en una historia original.
Comentar para acabar que siempre me ha gustado el hermetismo que rodea a su vida privada. No se sabe dónde vive, si tiene hijos, si está casada… Adela se ha ganado el título de ‘reina de las telenovelas’ por su trabajo, no por escándalos de la farándula relacionados con su vida privada como sí han hecho otras muchas actrices (y otros muchos actores).

No hay comentarios: